Pepsico Argentina continúa echando gente en diferentes plantas del país

Pepsico Argentina emitió un comunicado en la mañana de este miércoles, anunciando el cese de operaciones de su planta en Florida, zona norte del Gran Buenos Aires, “debido a los obstáculos inherentes a la ubicación de la planta en un área mayormente residencial, su compleja estructura de costos y extensos requerimientos logísticos”, por lo cual anuncia su relocalización en su planta de Mar del Plata.

En el marco de la crisis económica que atraviesa al país, quieren hacerle creer a la población que no les quedó más alternativa que tomar esta decisión.

Sin embargo, una rápida mirada a los números de la empresa permite desmentir los argumentos esgrimidos para intentar dejar a cientos de familias en la calle. Pepsico no es precisamente una pequeña empresa en dificultades, sino que se trata de un gigante multinacional de origen estadounidense de bebidas y aperitivos. Tiene su sede en Purchase, Nueva York, y en 2016 obtuvo ganancias por U$S 10,3 mil millones a nivel mundial, de las cuales el 8 % salieron de su división en América Latina.

Pepsico es parte de un selecto club de marcas de alimentos y bebidas que controlan la mayor parte del mercado mundial en este rubro, junto con firmas como Nestlé, Mondelez International (ex Kraft Foods), Mars, Coca Cola, Unilever, Danone, General Mills, Kellog’s y Associated British Food.

El propio comunicado de la empresa refleja la magnitud que tiene la marca en nuestro país cuando informa que “posee operaciones en Argentina desde hace 58 años, llegando a sus consumidores a través de 15 sucursales de venta, 5 centros de distribución y una red de distribuidores que cubre 900 rutas de venta para alcanzar 200.000 puntos de venta en todo el país”. Incluso el comunicado afirma que “el objetivo de estos planes (se refiere al cierre de la planta de Florida) es asegurar el crecimiento y desarrollo sustentable de Pepsico en Argentina en el largo plazo”.

Algunos de los productos más conocidos y rentables de la marca son Lay’s, Doritos, Twistos, Cheetos, Pep y Pehuamar.

En nuestro país, la empresa se encuentra en una situación de completa irregularidad, ya que la misma no presenta sus balances contables a la Inspección General de Justicia desde el año 2003. Un proceder impune propio de una multinacional prepotente, que cuenta con el guiño de funcionarios públicos que miran para otro lado. Ya durante los gobiernos de Cristina Kirchner esta multinacional, y otras como Lear o Kraft, contaron con total apoyo de los funcionarios y las fuerzas represivas contra los trabajadores.

Teniendo en cuenta estos y otros datos, rápidamente la Comisión Interna de los trabajadores respondió anunciando la continuidad de un plan de lucha en defensa de los 600 puestos de trabajo (que ya había comenzado hace tiempo con acciones contra el vaciamiento), exigiendo la reapertura de la planta, porque la misma “está en perfectas condiciones de producir”.

La gestión Macri lleva 400 mil despidos

Según reconoció el dirigente de la CGT Juan Carlos Schmidt, se han producido desde la asunción de Mauricio Macri cerca de 400 mil despidos. Han cerrado empresas gráficas, alimenticias, autopartistas, metalúrgicas, textiles, petroleras, comercios, frigoríficos, lácteas. Se trata de 400 mil trabajadores enrolados en gremios dirigidos por el sindicalismo tradicional, alineado con las distintas ramas del peronismo. Sin embargo, y a pesar de la enorme disposición de los trabajadores a defender sus puestos de trabajo, en la mayoría de los casos los empresarios y el gobierno pudieron cumplir sus planes.

Trelew: despedidos de Pepsi iniciaron acampe en los portones de la planta

La planta embotelladora y de distribución de Pepsi en Trelew cerró ayer definitivamente sus puertas dejando a más de 50 operarios sin su fuente laboral: 48 de planta y otros que estaban contratados de forma tercerizada. La noticia se conoció ayer en horas de la mañana, cuando desde Buenos Aires llegaron representantes de la firma.

trelew

Buscan evitar el vaciamiento de las instalaciones y exigen que la empresa pague el total de las indemnizaciones. Pretenden impulsar una cooperativa de envasado de agua y soda.

Desde las cinco de la tarde los trabajadores despedidos de la histórica planta de Pepsi de Trelew, se encuentran realizando un acampe para evitar el vaciamiento de maquinarias y en reclamo ante el pago de la totalidad de indemnizaciones a varios de los operarios. La decisión fue tomada en asamblea ayer por la noche.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios