Passaglia llevó las llaves de su casa a la Justicia y pidió que se resuelva la causa por enriquecimiento ilícito

Este martes, al igual que lo había hecho en diciembre pasado, el intendente de San Nicolás, Manuel Passaglia, se presentó espontáneamente en el Juzgado Federal Nº 2 para ponerse a disposición y solicitar una resolución definitiva en la investigación por enriquecimiento ilícito que está llevando adelante el fiscal Di Lello en base a una denuncia anónima.

La presentación apunta contra las declaraciones juradas del intendente y su familia que son públicas. El  intendente aclaró que la causa no menciona en ninguna parte cuestiones vinculadas a su desempeño como funcionario público.

En diciembre pasado, el Intendente aportó documentación e incluso dejó las llaves de su domicilio voluntariamente, pidiendo él mismo que se investigue a fondo para poder resolver la cuestión “lo antes posible, para poder seguir trabajando por la ciudad”.

En ese entonces, Manuel Passaglia expresó: “Entendemos que hay una mala intención del funcionario que investiga, que generan daño a mi familia y que provoca un desánimo en toda la gente que, en mi caso particular, me ha elegido para ser el Intendente. Creo que esta acusación infundada busca justamente generar ese malestar entorpeciendo mi trabajo en la ciudad”.

Ahora, volvió a pedir que la causa no quede parada y se continúe hasta que haya una respuesta definitiva. “Voy a seguir insistiendo hasta que se avance y se resuelva, y dar por terminada esta absurda investigación que ha tenido más presentaciones en los medios de comunicación nacionales, que avances concretos en la Justicia”, afirmó Passaglia.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios