Conectá con Nosotros

Opinión

La ideología no puede pasar por encima del Estado de Derecho

Avatar

Publicado

el

Por Javier Martínez

Intendente de Pergamino

Vivimos momentos en los que nuestras buenas costumbres y derechos básicos consagrados con más de 200 años de historia están en jaque. El derecho al trabajo, a la salud, a la seguridad, a la propiedad, la meritocracia, el valor del trabajo y la perseverancia para ser cada día mejores en todos los ámbitos de la comunidad, se replantean desde la narrativa ideológica y lo que es peor, en muchos casos con complicidad del gobierno Nacional y Provincial.

Con el fallo de la jueza Castagno restituyendo lo que les corresponde por derecho propio a la familia Etchevehere, se pone un límite a pretensiones que están fuera de la ley. Porque la ideología no puede pasar por encima del Estado de Derecho.

En el marco de este fallo, se deja en claro que incluso “carece de relevancia la discusión sobre el título de propiedad o el estadío del proceso sucesorio. Tal conclusión habilita la procedencia de la cautela interesada, a saber, el reintegro inmediato del establecimiento rural identificado como casa nueva”. Es decir, la discusión incluso de fondo no puede suscitarse ni ponerse a condición de amenazas, tomas o acciones de la política. 

Pergamino es una comunidad de trabajo, donde se genera innovación tecnológica, que depende en gran medida del lugar que nuestro país tiene en el mundo. Porque muchos de nuestros productos se exportan. El cuidado especial que nuestro país tenga sobre las instituciones de derecho, es la salvaguarda necesaria de nuestro futuro.

Celebro este fallo porque nos protege como ciudadanos. No se trata de Etchevehere, se trata de todos nosotros, de nuestros hijos. De la posibilidad de mirarlos a los ojos y pedirles que no se vayan del país, que se queden acá como nuestros abuelos, porque acá hay futuro. Y ese futuro depende, en gran medida, de que el estado de derecho nos proteja.

La protección del Estado de derecho, le da razón y sustento a la existencia del Estado como tal.  Probablemente, nuestro primer estado de derecho nos protegía contra la colonización extranjera; pero hoy, sin dudas debe protegernos de cualquier idea romántica que nos cercene aquello que nuestros padres y abuelos lograron con mucho esfuerzo. Aquello que resultaba atractivo para los inmigrantes. Un Estado y un país organizado.

No hay futuro posible si no se respeta la propiedad privada, si no se respeta la voluntad de trabajo de la inmensa mayoría de los argentinos, si no se gerencia un estado adecuado; que cumpla con su función y que al final del día es financiado por trabajadores del sector privado. Esto debe dar al ciudadano tranquilidad y orgullo: saber que el dinero de sus impuestos vuelve en manos de un Estado eficaz y democrático. 

No hay políticas de inclusión si seguimos repartiendo dinero sin generar las condiciones para que las personas puedan trabajar. Porque es el trabajo la única política social razonable. Es el trabajo el único camino para dignificar a tantos hombres y mujeres que durante tantos años de asistencialismo han perdido esos derechos básicos que les quitaron, en tantas oportunidades, diferentes gobiernos al frente del Estado. 

Tenemos que poner el caballo delante del carro. No hay ninguna señal razonable en términos de políticas de Estado que nos enfoque hacia una Argentina que pretenda ser parte del mundo. Un mundo que valora el esfuerzo personal, que respeta los contratos, que no gasta más de lo que tiene, que enfoque sus políticas públicas para la generación de empleo y que respete la propiedad privada.

No se puede decir un día una cosa y al siguiente hacer lo contrario, esto elimina todo tipo de previsibilidad. Un país no puede salir adelante con semejante falta de certeza, esa misma que reclama un empresario para invertir y, en consecuencia, generar empleo. Nuestros jóvenes necesitan previsibilidad para planificar su futuro, para decidir donde “echar raíces”, para ver a la Argentina como ese lugar que atrae para iniciar un proyecto de vida. Es muy triste que tantos jóvenes piensen en irse del país como única salida. La razonabilidad en la política económica es necesaria para que una familia o una pequeña empresa no pierda sus ahorros o pueda acceder a un crédito para seguir creciendo.

En momentos de tanta incertidumbre sanitaria, económica y social, el Estado no puede dejarse llevar por pasiones. Todos nosotros tenemos que pensarnos como ciudadanos afectivos al prójimo. Necesitamos salir de esta crisis entre todos, entendiendo que hemos logrado nuestro marco regulatorio, estemos o no de acuerdo, en pacífica y responsable coexistencia política. Ahora hay que cumplir con esas reglas y tratar de sacar el país adelante. 

Continuar Leyendo
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Cómo romper la “maldición del Sillón de Rocha”

Avatar

Published

on

Maldición sillón de Rocha

Por: Luis Gotte*

Esta es una historia que desafía la lógica y escapa a la rigurosidad de los libros de historia, de todo análisis sociológico o político. Incluso, hasta los periodistas convencionales no abordan la temática, porque está envuelta en un velo de misterio y superstición. Sin embargo, es innegablemente real, respaldada por hechos que desafían toda explicación racional.

Un dato de la historia es que Mar del Plata estaba destinada a ser la capital de la Provincia de Buenos Ayres. Sin embargo, la falta de conocimiento de sus bondades por parte de quien debía decidir su destino cambiaría el curso de los acontecimientos. La urbe de La Plata nace como una alternativa, construida con planos sospechosos de tener origen en un grupo de lobistas pertenecientes a una Sociedad Anónima conocida como Masones. En tan solo cuatro años, se erige la primera urbe hispanoamericana no fundada por España, un privilegio que auguraba un gran destino. Sin embargo, la sombra de la rivalidad con la capital argentina, la urbe del Buen Ayres, impedirá que La Plata brille con todo su esplendor.

La relación entre el presidente argentino, el Gral. Julio Argentino Roca, y el gobernador bonaerense Dardo Rocha eran cordiales y amistosas, pero, repentinamente el porteño manifiesta querer ser presidente de la nación. Roca llevaba un año y medio en el Sillón de Rivadavia. Comienzan las tensiones políticas. El tucumano se enfurece y decide enviar al vicepresidente al acto fundacional, pero él tampoco asistirá. Entonces, concurre el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto. El Arzobispo capitalino tampoco irá. Ese día el calor fue insoportable y la comida se echó a perder, y el vaso de agua se venderá a precio de un barril de petróleo. Por la noche, una terrible tormenta azotó a la naciente urbe, y los asistentes que venían de la Capital Federal tuvieron que atravesar el barro para llegar a la estación y tomar el tren de vuelta. Pero los asientos que habían reservado fueron vendidos por los roquistas a otros pasajeros. La Plata tuvo un mal comienzo el día de su fundación.

A pesar de la falta de figuras destacadas en el evento, Rocha demostró astucia al contratar al fotógrafo Thomás Bradley. Este capturó imágenes del día, pero también se aventuró a crear retratos de aquellos ausentes mediante técnicas sorprendentes. Con ese material se dirige a Italia, a los talleres del artista Quincio Cenni quien realizará una tarea maravillosa, logrando que los ausentes estén presentes en la colocación de la piedra fundacional. Incluso, y sin consultar, hasta el mismo Cenni aparece en el retrato. Al día de hoy no se sabe quién concurrió y quién no debió estar en esa imagen. Como tampoco quien pagó los gastos del gobierno liberal.

Durante la tormentosa noche de fundación, simpatizantes de Roca buscaron a una famosa bruja de la región, conocida como «la tolosona», por vivir en la localidad de Tolosa. Se dice que realizó un ritual en la piedra fundacional, involucrando prácticas antiguas como beber vino robado (corrupción), girar en sentido contrario a las agujas del reloj (decadencia) y orinar en la piedra (yeta, mala suerte) y, así, evitar que Rocha llegará a la presidencia. Parece ser que, este hechizo fue muy potente porque se viene transmitiendo de generación en generación, impidiendo que ningún gobernador alcanzara la presidencia. Otro dato, el 70% de los gobernadores fueron porteños.

En 1999, el gobernador Eduardo Duhalde, nacido en la provincia bonaerense, alertado sobre estas cuestiones esotéricas, decidió no arriesgar y contrató a un parapsicólogo para romper el encantamiento. Aunque no logró la presidencia ese año, eventualmente asumió como presidente en 2002. La maldición parece requerir más que un simple hechizo para romperse. Ahora, la pregunta que todos nos estaremos haciendo: ¿cómo desentrañar este misterio y liberar a La Plata de su encantamiento histórico? ¿Qué puede hacer el gobernador con aspiraciones a la presidencia de la nación para deshacer este maleficio, si es que puede lograrse tal cosa?

Un último dato para agregar, la Casa de Gobierno, donde reside el gobernador del pueblo de la provincia de Buenos Ayres, fue construida sobre un antiguo cementerio querandí.

Si nuestra ambición se limita a ser gobernador, podemos leer este artículo y reírnos un poco. Pero si aspiramos a ser presidente, lo tomaríamos más en serio. Adoptaríamos dos medidas urgentes: trasladar la capital de la provincia a Mar del Plata y aplicar el artículo 123 de la Constitución Nacional, otorgando autonomía plena a los 135 municipios de la provincia. Así, descentralizaríamos el estado bonaerense. Esto nos permitiría afirmar que hemos refundado la provincia de Buenos Aires. Sería como barajar y dar de nuevo. Siempre y cuando no surja algún adversario político que contrate los servicios de otra hechicera.

*La pequeña trinchera. Co-autor de «Buenos Ayres Humana, la hora de tu comunidad» Ed Fabro, 2022. Y «Buenos Ayres Humana II, la hora de tus Intendentes» es preparación. Mar del Plata

Continuar Leyendo

Opinión

Massazo bonaerense: con Kicillof al frente, la provincia marcó el pulso de una elección histórica

Avatar

Published

on

Massazo bonaerense

En un contexto muy adverso, y cuando todos lo daban por muerto, el peronismo dio una clase magistral electoral y terminó bien posicionado para el balotage. En la provincia de Buenos Aires la elección fue histórica y los bonaerenses aportaron 1,5 millones de votos de los 3 millones que sumó Massa desde las PASO. Unión por la Patria retuvo casi todos sus municipios y ganó en muchos que le solían ser esquivos. Axel Kicillof mostró que la clave es la gestión y reeligió con casi 20 puntos de distancia.

Por: Martín Mazzoleni

A pesar de estar muy lejos de sus mejores elecciones, el contexto agiganta el resultado positivo para el peronismo. Se viene una balotage que seguramente estará peleado pero el impulso favorece a Sergio Massa que saborea la posibilidad de romper esa premisa que se había instalado como una verdad revelada: ningún gobierno puede reelegir con este nivel de inflación.

La clave de la remontada se explica en gran parte en la provincia de Buenos Aires que aportó el 50% de los 3 millones de nuevos votos para UxP a nivel nacional. Un verdadero bonaerensazo, o un massazo bonaerense, de la mano de Axel Kicillof que se ratifica como el líder con futuro del kirchnerismo.

El gobernador no le esquiva a la cuestión ideológica pero sabe que la clave pasa por la gestión. Planificar y ejecutar son las directrices de un gobierno que supera a todas luces a sus antecesores que habían dejado la vara bastante baja en un cargo por demás complicado.

Kicillof «aguantó los trapos» y marcó el pulso de esta remontada. Fue uno de los gobernadores que más militó la candidatura de Massa y hasta se animó a expresar que su gobierno no tendría futuro en caso de una derrota a nivel nacional. Cuando todos los números lo favorecían, Axel no especuló, se ató a la suerte del candidato presidencial y ganó.

La elección en la provincia de Buenos Aires fue tan buena para el peronismo que logró retener casi todos los municipios (menos Gonzales Chaves, Zárate y 25 de Mayo que está en duda) y desbancó a Juntos por el Cambio en 14 distritos.

El peronismo triunfó en siete de las ocho secciones electorales: Primera, Segunda, Tercera, Cuarta, Quinta, Séptima y Octava, mientras que JxC ganó únicamente en la Sexta.

Este batacazo bonaerense a nivel municipal también se explica por la división del voto anti peronista entre Cambiemos y los libertarios. Esta vez, el techo histórico del peronismo en distritos del interior le permitió ganar cuando antes no solía alcanzar.

A este fenómeno se sumó la pésima estrategia del PRO de presentar dos listas propias en las PASO y obligar a los intendentes a optar por solo una de ellas. Las primarias dejaron expuestas muchas heridas y muy pocos candidatos lograron capturar los votos de su contrincante interno.

«Fue como tener que elegir entre mamá y papá», explicó con simpleza un intendente que esperó hasta último momento para presentar su lista, esperanzado con que le diesen las dos boletas, antes de terminar cerrando con Larreta.

Ahora, los dedos inquisidores apuntan a Mauricio Macri. «Claramente no es más el líder ni el referente de Juntos por el Cambio», manifestó Ezequiel Galli luego de perder feo en Olavarría. La autocrítica sobre su gestión a nivel local todavía debe esperar.

Azul, Brandsen, Dolores, Chacabuco, Olavarría, Bahía Blanca, Coronel Rosales, Lanús, Bragado, Chacabuco, Rivadavia, Patagones, Suipacha y Salliqueló serán conducidos desde el 10 de diciembre por intendentes de UxP y también se podrían sumar Pinamar y La Plata que se pelean voto a voto.

Nuevamente, los argentinos sorprendieron y dejaron en ridículo a los encuestadores. Eso que muchos dirigentes territoriales decían con optimismo se cumplió. No es lo mismo cuando se juega por los porotos. Los electores saben la diferencia entre las PASO y las Generales y se animan a desafiar al sistema político pero cuando hay que definir piensan muy bien su voto.

Continuar Leyendo

Opinión

Bullrich y la Teorema de Baglini a la inversa: “Mientras más se aleja del poder se vuelve más precaria y agresiva”

Avatar

Published

on

bullrich debate

Todo Provincial RADIO entrevistó a Ignacio Muruaga, consultor de Zuban Córdoba y Asociados, quien realizó un análisis del debate presidencial del pasado domingo. El especialista consideró que Patricia Bullrich fue la única candidata que «no cumplió su objetivo».

«Patricia Bullrich fue la que salió más afectada en el debate, fue quien tuvo la peor performance al punto de que ella mismo lo reconoció poniendo excusas. Es la candidata que se perfila para quedar fuera del balotaje y el debate no cambió ese panorama porque no aprovechó la oportunidad», consideró Muruaga.

El consultor aseguró que «en un escenario tan fragmentado no es correcto hablar de un ganador del debate«, y señaló: «Bregman tuvo inteligencia para ciertas declaraciones pero al estar afuera de la posibilidad de ganar tuvo mucho más margen».

Sobre Bulrrich, Muruaga reforzó: «Hay precariedad en su discurso y sus modos. Eso hace que mucha gente la vea con incapacidad de gobernar o liderar un bloque político».

El consultor ensayó una suerte de Teoría de Baglini a la inversa y opinó: «Mientras más se aleja del poder más precaria y agresiva se vuelve la forma de expresarse».

Mientras que consideró, en cambio, «Milei está más moderado en sus formas» como «una estrategia para mostrarse presidenciable».

Consultado sobre el impacto del escándalo de Martín Insaurralde, Muruaga señaló: «Para poder evaluarlo hace falta esperar unos días», aunque consideró: «Creo que habrá un impacto, el gobierno venía de algunos días de buena racha y esto cambió el tono de la conversación pública».

Continuar Leyendo