Conectá con Nosotros

Universitarias

Investigadores de Ia UNLP proyectan el desarrollo de un biopolímero con desechos pesqueros para sanear el medio ambiente

Avatar

Publicado

el

Se trata del quitosano, que se obtiene a partir del tratamiento de exoesqueletos de crustáceos. Es biodegradable, no tóxico y tiene numerosas aplicaciones en áreas como la medicina, la biotecnología y en el tratamiento de aguas con alta concentración de arsénico o contaminadas con petróleo. Este biopolímero actualmente no se produce en la Argentina y se importa a altísimo costo. Los investigadores de la UNLP (Universidad Nacional de La Plata) buscan a través de este proyecto reducir el impacto ambiental de la actividad industrial.

Integrantes del Departamento de Ingeniería Química de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata, y del Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos (CIDCA- UNLP, CONICET, CIC PBA), dirigidos por la Dra. Noemí Zaritzky, impulsan un proyecto de carácter multidisciplinario para reducir el impacto ambiental derivado de la actividad industrial. Se trata de una iniciativa que pone énfasis en el uso más eficiente de los recursos materiales y energéticos, de modo de incrementar simultáneamente la productividad y competitividad.

Uno de los aspectos principales del proyecto es el aprovechamiento de los desechos generados en Chubut a partir de la captura y el procesamiento de un conjunto de peces y mariscos. En los últimos años, y como consecuencia de la disminución de los recursos tradicionales, surgió interés desde el sector pesquero patagónico para intentar abrir nuevos mercados a partir de posibilidades no explotadas económicamente como son algunos cangrejos de gran porte.

¿De qué se trata?

El procesamiento de los crustáceos para el aprovechamiento del músculo deja como residuo sólido de difícil disposición el exoesqueleto, que es rico en material calcáreo y quitina. Esta sustancia se encuentra ampliamente distribuida en el medio ambiente y es el segundo polímero natural más abundante. Sólo es superado por la celulosa. Por ello constituye un importante recurso renovable. La mayoría de sus usos proceden de un compuesto derivado, conocido como quitosano. Se trata de un biopolímero (macromoléculas presentes en los seres vivos) de gran interés debido a sus múltiples aplicaciones ya que se suele usar como agente floculante en el tratamiento de aguas, desinfectante de heridas en medicina y espesante en la industria alimentaria.

El quitosano es biocompatible, cualidad que ha sido muy explotada en la industria biomédica. También es biodegradable y su ventaja radica en su baja solubilidad en agua, lo que amplía sus posibilidades de aplicación. Su costo de producción -que actualmente es muy alto- podría reducirse si se obtiene como subproducto de la industria pesquera en nuestro país.

El proyecto impulsado por el grupo de investigadores encabezados por Zaritzky, profesora titular del Departamento de Ingeniería Química, se propone optimizar las tecnologías para la obtención de quitina y quitosano a partir de exoesqueletos de crustáceos de la zona de Puerto Madryn de manera que, además de remediar el medio ambiente (los residuos pesqueros son una importante fuente de contaminación), se pueda realizar transferencias al sector industrial. De esta forma, se crearían las condiciones para que se pueda montar una planta que, al darle valor agregado al procesamiento de los desechos pesqueros, generaría puestos de trabajo, sustituiría importaciones y hasta posibilitaría que ingresen divisas al país al ser un producto con potencial exportador.

Como nace la iniciativa

La iniciativa parte de la base de trabajos conjuntos realizados con la Dra. Jimena Dima, integrante del CENPAT (Centro Nacional Patagónico – CONICET). “Este desarrollo empezó con los trabajos de Jimena cuando era becaria del CONICET, quien realizó su tesis doctoral bajo mi dirección en la Facultad de Ingeniería. La tesis era sobre el aprovechamiento de nuevas especies de cangrejos que no estaban siendo explotadas económicamente, en momentos en que industrias pesqueras querían exportar ese tipo de crustáceos. Se hizo todo el desarrollo tecnológico del proceso: cómo se separa el exoesqueleto del músculo, cómo se desnaturalizan las proteínas, como se pasteurizan y se congelan los productos, complementando los trabajos experimentales con el modelado matemático de la transferencia de energía en el proceso”, explica la Dra. Zaritzky, investigadora superior del CONICET y ganadora del premio internacional TWAS 2019 en el área de Ciencias de la Ingeniería (única mujer en obtener la distinción este año).

La investigadora, que fue directora del CIDCA entre 2003 y 2016, agrega: “Luego del proceso, quedaba gran cantidad de exoesqueletos, es decir caparazones de cangrejos, con lo cual buscamos obtener este biopolímero que tiene muchísimas aplicaciones. Pudimos combinar el aprovechamiento de residuos que son contaminantes (porque los desechos se llenan de insectos, en una zona como Puerto Madryn y Trelew donde se capturan más de 40 mil toneladas de crustáceos al año) con aplicaciones para el tratamiento de aguas contaminadas. A partir de esos exoesqueletos se puede generar un valor agregado altísimo”.

El quitosano tiene una acción floculante, es decir, posee la capacidad de aglutinar los sólidos que han sido coagulados y se encuentran suspendidos en el agua. A su vez, por su carácter antifúngico, ha sido utilizado para aplicaciones en la agricultura. También es un excelente formador de fibras, películas y membranas, además de que puede ser preparado en forma de microesferas y microcápsulas lo cual, unido a su biocompatibilidad y biodegradabilidad, admiten su empleo en diversas aplicaciones en las industrias biomédica y farmacéutica. Se ha reportado también que el quitosano presenta acciones como antimicrobiano y cicatrizante.

Saneamiento de aguas contaminadas

A partir de la obtención y de la caracterización fisicoquímica del quitosano, los investigadores generaron otros materiales. Junto con la Dra. Dima se sintetizaron micro y nanopartículas de quitosano, reticuladas mediante reactivos amigables con el medio ambiente como el tripolifosfato de sodio. Esas partículas fueron altamente eficientes para remover por adsorción cromo hexavalente (altamente tóxico y cancerígeno) de aguas residuales, con la ventaja de tener la capacidad de reducir el cromo hexavalente a cromo trivalente de baja toxicidad. Este trabajo recibió la Mención de Honor a la Innovación 2014, otorgado por la UNLP, y fue publicado en 2015 en la Revista Chemosphere.

También se sintetizaron partículas de quitosano con iones férrico en su interior y que sirven para la remoción de Arsénico (As) en aguas subterráneas. La Argentina es uno de los lugares con mayor concentración de este elemento químico, y ello ha derivado en la existencia del denominado “Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico” (HACRE). Se trata de una enfermedad que se manifiesta, principalmente, por alteraciones dermatológicas como melanodermia, leucodermia y/o queratosis palmoplantar, evolucionando hacia patologías más graves como distintos tipos de cáncer.

“Lo interesante de este método que desarrollamos conjuntamente con las Dras. Nora Bertola y Cintia Lobo; y la participación del Dr. Jorge Esteban Colman Lerner del CINDECA, es que el hierro que nosotros agregamos en forma de iones férrico- queda prácticamente retenido en la partícula y no migra al agua”, destaca Zaritzky.

La presencia de As en aguas subterráneas empleadas para consumo humano es un tema de gran preocupación en otros países como Estados Unidos, China, Chile, Taiwán, México, Polonia, Canadá, Hungría, Nueva Zelanda, Japón e India. En la Argentina, se encuentra presente, principalmente, en distintas áreas de la Puna y de la llanura Chaco-Pampeana. Esta última es una de las regiones más grandes del mundo (alrededor de un millón de km2) con presencia de As.

“En la Argentina y a nivel internacional, los límites permitidos de Arsénico en el agua han cambiado. Se ha pasado de 50 microgramos por litro a un valor límite de 10 microgramos por litro. El método que desarrollamos nos permitió remover eficientemente altas concentraciones de arsénico alcanzando los límites permitidos en menos de tres horas. Lo probamos en sistema batch (discontinuo) donde las partículas absorbentes se encuentran en contacto con el líquido. Ahora estamos diseñando el método continuo, mediante columnas”, explica la profesora.

Características del Quitosano

También se están utilizando partículas de quitosano sintetizadas por coacervación en medio alcalino para absorber colorantes azoicos de la industria textil con muy buenos resultados. Se han realizado al respecto estudios termodinámicos y cinéticos.

Otra característica del quitosano es la de ser un “polielectrolito catiónico”. Es decir, tiene cargas positivas que sirven para el tratamiento de aguas emulsionadas de petróleo. Su aprovechamiento como forma de remediar el medio ambiente se probó con éxito dentro de la destilería que tiene la empresa YPF en Ensenada.

Estos trabajos de adsorción de colorantes y clarificación de aguas se están llevando a cabo en el marco de una tesis doctoral de la Facultad de Ingeniería por el Lic. John Pérez Calderón bajo la dirección de la Dra. Zaritzky y la co-dirección de la Dra. María V. Santos.

“Generalmente, para el tratamiento de aguas emulsionadas con petróleo, la industria utiliza polielectrolitos sintéticos, basados en sustancias que pueden ser cancerígenas. El quitosano podría reemplazar los polielectrolitos sintéticos, que son una caja negra. Nosotros utilizamos floculantes naturales: quitosano y adicionamos un tensionactivo, dodecilsulfato de sodio (SDS), que es biodegradable para este tratamiento y el resultado es excelente”.

“La idea ahora es usar este método para tratar de sanear canales. Lo que tiene de bueno el quitosano es que flocula y clarifica las aguas. En ese sentido, nosotros hicimos la optimización matemática de todo el proceso de floculación, el cual acabamos de publicar en Argentina y en Estados Unidos. Realizamos un diseño experimental que permitió encontrar una ecuación simple que predice las dosis de quitosano que se debe utilizar en función de la cantidad de petróleo que tiene la emulsión a clarificar”, destaca la ex directora del CIDCA.

“El quitosano hoy no se produce en Argentina, hay que importarlo a pesar de tener en nuestro país condiciones para producirlo. El quitosano importado de alta pureza tiene un costo de 600 dólares los 250 gramos. Nosotros pusimos a punto el proceso tecnológico y nos costaría producirlo muchísimo menos (del orden de 20 dólares el kg), con lo cual estamos viendo si algún industrial se interesa en poner una planta para aprovechar los residuos pesqueros. Estados Unidos, Japón, China y Brasil tienen plantas productoras”, remarca Zaritzky. El mencionado biopolímero de alto valor agregado también podría ser exportado.

Continuar Leyendo
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información General

Batakis y López Armengol firmaron un convenio en la UNLP para proyectos de investigación, energías renovables y medio ambiente

Avatar

Published

on

Batakis y López Armengol

La presidenta del Banco Nación, Silvina Batakis y el presidente de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), Martín López Armengol celebraron hoy en La Plata, un convenio de colaboración para la realización de programas de cooperación para la elaboración conjunta y coordinada de proyectos de investigación, docencia y/o extensión en áreas de intereses comunes. La ex titular de la cartera económica nacional y provincial destacó el reol de la Universidad Pública en el país.

“Firmamos un convenio en el cual vamos a poder trabajar con distintas áreas y segmentos del Banco que se podrán enriquecer con la Universidad Pública. Seguramente los temas que abordaremos estarán vinculados con las energías renovables, el medio ambiente, la agricultura, la actividad industrial y judicial”, expresó Batakis.

“Esta Universidad tiene todas las carreras con una alta calidad de formación académica tanto en el cuerpo docente, como los egresados y sus estudiantes y es por ello que desde el Banco Nación queremos que la colaboración mutua sea buena para las dos instituciones. En este sentido, desde el BNA queremos potenciar este tipo de herramientas para que quienes estén estudiando en distintas carreras, universidades, vean todas las posibilidades que hay dentro del Banco y además realizar acciones prácticas respecto a eso”, subrayó.

Durante la firma del convenio, la presidenta del BNA resaltó el rol fundamental de la Universidad Pública en el país y la importancia de la modernización de todo el sector público.

A través del convenio podrán establecerse acuerdos específicos o accesorios para poder desarrollar programas de trabajo o de intercambio que tanto el BNA como la UNLP crean convenientes.

Participaron del encuentro, realizado en el Rectorado, el director del BNA, Martín Pollera; la gerenta de Investigaciones Económicas, Karina Angeletti; el jefe de Gabinete de Asesores, Juan Manuel Pignocco; la vicepresidenta institucional de la UNLP, Andrea Varela, y el Secretario de Extensión, Sebastián Palma.

Reunión con productores

En el marco de la visita a La Plata, Silvina Batakis recibió a las autoridades de FRIGOLAR, una empresa familiar con más de 50 años de trayectoria en la producción y comercialización de carne.

En esta oportunidad, la firma presentó un proyecto por más de 2.500 millones de pesos para ampliar su capacidad productiva, tener mayor exportación y mayor generación de empleo.

“Todos los días gestionamos para que las empresas argentinas puedan continuar con su producción, proyectar un mejor futuro y apostar a la industria nacional. Desde el BNA trabajamos para que las empresas e industrias de nuestro país puedan tener una mirada al futuro donde la modernización es clave para que sean más competitivas, y puedan seguir mejorando la economía y generando fuentes de trabajo genuino”, subrayó Batakis.

Participaron de la reunión, por parte de FRIGOLAR, su presidente, Gustavo Mengani y el contador, Oscar Noseda; del BNA, el Jefe de Gabinete de Asesores, Juan Manuel Pignocco; la gerenta de Investigaciones Económicas, Karina Angeletti; y el gerente zonal, Federico Solari.

Continuar Leyendo

Universitarias

Luis Ricci es el nuevo decano de la UTN tras 32 años de gestión de Carlos Fantini

Avatar

Published

on

Luis Ricci, flamante decano de la UTN-LP

Tras una elección histórica, el ingeniero civil, Luis Ricci fue elegido como nuevo decano de la Universidad Tecnológica Nacional Regional La Plata, a través de la agrupación Unirte. El triunfo se gestó con 57 votos contra 36 de Carlos Fantini; quien conducía los destinos de la Universidad desde hacía 32 años.

Sobre el histórico triunfo, Ricci confesó a Todo Provincial Radio «Es un logro muy importante, una satisfacción y un orgullo ver que tantos años que venimos trabajando y luchando contra un régimen impuesto a ver dado vuelta el resultado».

«No es la primera vez que me presentó en el 2017 habíamos hecho una muy buena elección, eramos  4 listas que desde ese momento comenzamos a caminar juntos y trabajando en el consejo directivo de la facultad», afirmó el flamante decano.

LUIS RICCI- DECANO 2021-2025

  • 40 años
  • Nacido en la ciudad de La Plata
  • Egresado de la facultad de Ingeniería civil de la UTN
  • Formado en la Educación Pública
  • Investigador y profesor de la UTN
  • 2014-2018 director de la carrera Ingeniería civil
  • 2017- Candidato a decano
  • 2021-Elegido decano por 4 años

En tanto, sobre la actualidad de la UTN-Regional La Plata comentó «La facultad lamentablemente ha tenido algunos vicios y situaciones anómalas que hemos marcado y poder devolverle a la facultad su buen nombre y honor».

«Tenemos que generar una gestión distinta y más plural que escuche a todos los sectores. Gestionar con una participación más plural, horizontal en equipo, no tanto con decisiones unipersonales», remarcó Luis Ricci a Todo Provincial Radio, donde además agregó «Venimos con muchas ideas y propuestas, con un gran equipo de trabajo».

denuncia o reclamo en Todo Provincial

Dejanos tu denuncia o reclamo en Todo Provincial

«Ingresan entre 500 y 600 alumnos por año»

Luis Ricci comentó que actualmeente la UTN-regional La Plata cuenta con las carreras de «Ingeniería civil, eléctrica, electromecánica, química, industrial y en sistemas de la información y tiene un ingreso de entre 500 y 600 alumnos por año».

«La UTN tiene facultades por  todo el país, siendo la más federal de todas, con una matricula de entre 2500 y 3000 alumnos en todas las carrreras», afirmó el ganador de la última elección por 57 votos contra 32 frente al actual decano.

Luis Ricci, flamante decano de la UTN-LP

OBJETIVOS

Ricci habló de los objetivos futuros «Son 4 años de gestión y mi idea es no tener un decanato ineternum, sino que se limite a 8 años como mucho, en cuanto a la gestión,  tenemos que volver a buscar la excelencia académica,  aumentar la matricula, y también es importante contener la deserción».

«En los primeros años tenemos una deserción del 50% y en algunos cursos del 60%. Hay cuestiones que son intrínsecas de las mismas carreras, otras económicas, porque no se pueden dedicar 100% y tienen que trabajar», expresó Ricci.

«Como los factores de deserción son varios hay que trabajarlos y buscarles la vuelta para encontrar la mejor solución», enfatizó Luis Ricci, de cara la gestión que iniciará en diciembre próximo.

 

 

 

 

 

 

Continuar Leyendo

Universitarias

UNLP: 12 proyectos de investigadores para luchar contra el hambre en Argentina

Avatar

Published

on

Doce trabajos elaborados por científicos de la Universidad Nacional de La Plata fueron seleccionados en el marco de la convocatoria “Ciencia y Tecnología contra el Hambre” elaborada por los ministerios de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación y de Desarrollo Social, junto al Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales.

En total se presentaron 461 propuestas a la convocatoria, de las cuales quedaron seleccionadas las 147. Dentro de los proyectos elegidos  12 son encabezados por investigadores de distintas facultades, centros e institutos dependientes de la UNLP.

El objetivo de esta iniciativa, a la que se destinarán más de 900 millones de pesos, es impulsar y fortalecer la integración del conocimiento y de los desarrollos tecnológicos y sociales vinculados a soluciones para el acceso a la alimentación y al agua segura, así como al abordaje de la vulnerabilidad socio-ambiental, a la planificación nacional y local de las acciones comprendidas en el Plan Nacional “Argentina contra el Hambre”.

De este modo, se apunta a contribuir desde el sector científico-tecnológico a potenciar las acciones públicas que busquen revertir problemáticas como la malnutrición infantil, la emergencia alimentaria y la pobreza en todo el territorio nacional.

Los proyectos de la UNLP seleccionados son:

1-“Biokit para la producción agroecológica de alimentos” de Cecilia Mónaco de  la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales ( UNLP)

2-“Plantinera agroecológica. Fortaleciendo la agricultura familiar y la soberanía alimentaria”, de Matías García, de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

3-“Planta de tratamiento modular y versátil para la remoción de arsénico y otros contaminantes en fase acuosa”, de Fernando García Einschlag, del Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas INIFTA (UNLP -CONICET).

4-“Nutrición materna y crecimiento prenatal e infantil en la postpandemia: herramientas de monitoreo en poblaciones vulnerables del Área Metropolitana de Buenos Aires”, de Paula González, de la Unidad Ejecutora de Estudios en Neurociencias y Sistemas Complejos, de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo (UNLP-CONICET).

5-“Evaluación de bioinsumos como alternativa agroecológica sustentable en la producción de cultivos hortícolas”, de María Silvana Velázquez, del Instituto de Botánica “Dr. Carlos Spegazzini”, de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo (UNLP).

6-“Desarrollo modular para un sistema de Agro-acuicultura integrada adaptada a las condiciones de la cuenca del salado”, de Luis Fabián Canosa, del Instituto Tecnológico de Chascomús (INTECH, CONICET-UNSAM).

7-“Efectividad de la administración de hierro en forma semanal frente a la administración diaria en la prevención de la anemia del lactante. Impacto de ambas suplementaciones sobre la estabilidad genómica”, de Gisel Padula, del Instituto de Genética Veterinaria “Ing. Fernando Noel Dulout” GEVET( UNLP-CONICET).

8-“Elaboración, disponibilidad, acceso y consumo de alimentos en barrios populares del Gran La Plata”, de Héctor Luis Adriani, del Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales (UNLP -CONICET).

9-“Puesta en valor de NUS (especies olvidadas e infrautilizadas) en distintas regiones de Argentina”, de María Lelia Pochettino, de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo (UNLP).

10- “Redes de Productores y consumidores en acciones para la seguridad y soberanía alimentaria en clave de género. Una investigación acción participante con organizaciones sociales en La Plata y Berisso”, de Patricia Schettini, de la Facultad de Trabajo Social (UNLP)

11-” Proyecto FÉRTIL (Fortalecimiento del Entramado Regional, Territorial e  Interinstitucional, desde lo local). Construcción popular de la soberanía alimentaria, en anclaje territorial desde enfoques del derecho, de Vanesa Arrúa, de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social (UNLP).

12- “Innovación y desarrollo aplicado a la formulación y elaboración de alimentos saludables para la población materno infantil, con el objeto de combatir la malnutrición en los primeros dos mil días de vida”, de María Cristina Añon, del Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos CIDCA (UNLP- CONICET- CICPBA).

Continuar Leyendo