Insólito: en Pehuajó, los concejales de Cambiemos piden utilizar “repelentes para palomas”

El bloque de Juntos por el Cambio de Pehuajó presentó un curioso proyecto para el “control de palomas”. Como idea propusieron utilizar “diferentes repelentes”. Los especialistas aseguran que estos productos no sirven y que la mejor opción son las barreras físicas.

Las palomas, tordos, cotorras, estorninos y otras especies de aves son un verdadero problema para muchos distritos. Pero los concejales opositores de Pehuajó parecen haber encontrado la solución a un tema que ni siquiera los especialistas en aves pudieron resolver.

Los ediles amarillos solicitaron al Ejecutivo Municipal “la posibilidad de utilizar diferentes repelentes para palomas, tordos y cotorras para así lograr dispersarlas del casco urbano”.

En el considerando del proyecto, aseguran que “las infestaciones de plagas de aves pueden ocasionar daños a la propiedad, riesgos para la salud, contaminación del producto y enfermedades” y aseguran que “son constante las quejas que se reciben en este bloque por parte de los vecinos ante el aumento poblacional de aves, tales como: palomas, tordos y cotorras”.

Además aseguran que “existen en el mercado diferentes tipos de repelentes, tanto visual como químicos, que podrían ayudar hasta que la Secretaria de Salud determine cuál es la mejor opción para el control”.

Si bien es cierto que en el mercado se ofrecen distintos “repelentes”, los especialistas como Enrique Bucher, biólogo especialista en aves de la Universidad Nacional de Córdoba, aseguran estos no son efectivos y que lo mejor siguen siendo las barreras físicas como las redes y las púas.

“Tampoco sirven los equipos de ultrasonido, porque no son sensibles. Los espantapájaros tampoco funcionan porque se acostumbran”, remarcó Bucher que se reunió con otros especialistas en Capital y todos llegaron a la misma conclusión.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios