Industria metalúrgica en crisis

El sector metálurgico es uno de los más afectados de la industria nacional. La producción metalúrgica tuvo su séptima caída consecutiva y desde la UOM calculan que hay más de 20 mil trabajadores suspendidos. Las Pymes reclaman atenuar los tarifazos y la prisión fiscal.

Empresas vinculadas con la industria automotriz, aberturas de aluminio, fundiciones, matricería y cuchillería, entre otras actividades del sector se encuentran afectadas gravemente por la crisis desatada por los tarifazos y la caída abrupta del consumo.

En abril, la industria decreció al 61,6 por ciento de su capacidad instalada según los últimos datos publicados por el Indec. Esta cifra representa una caída de un poco más de 6 puntos frente al 67,6 por ciento de igual mes del año pasado.

La baja en utilización de la capacidad instalada de la industria va en sintonía con los números Índice de producción industrial manufacturero (IPI) publicados por el INDEC la semana pasada. Que reflejó una retracción de 8,8% en abril, respecto al mismo mes de 2018.

Según las estadísticas oficiales, el sector automotriz es el más golpeado. En abril de 2019, registró un nivel de utilización de la capacidad instalada de 37,6%, 18,2 puntos debajo respecto a abril del 2018.

En junio se registraron caídas en las ventas de cal, aceros largos, carpintería de aluminio, pisos y revestimientos cerámicos, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes, sanitarios, grifería y caños de conducción de agua. Esta situación afecta a empresas relativamente nuevas como a otras con gran trayectoria, como el caso de Metrar, firma con más 20 años de experiencia en la extrusión de perfiles industriales de aluminio.

Esta situación se traduce en la pérdida de puestos laborales y miles de suspensiones. Desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) insisten sin éxito con la necesidad de a declarar la “Emergencia” para el sector metalúrgico.
El secretario general del gremio, Antonio Caló, aseguró: “Sin industria no hay país y acá las cierran todos los días pymes, la UOM perdió en 4 años casi 60 mil trabajadores, ahora tenemos 20 mil suspendidos que no sabemos si se van retomar en poco tiempo”.

“Las pymes son de lo más comprometido porque no pueden competir, y la UOM se nutre de 22 mil pymes”, agregó Caló. En la Provincia hay un caso paradigmático: en Tandil desde el 2015 se perdieron 500 puestos de trabajo en la industria metalmecánica.

Por su parte, el presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica Argentina (CAMIMA), José Luis Ammaturo, aseguró que para ese sector es “fundamental” una reforma impositiva, que “reduzca las presiones fiscales”, y una “modificación profunda del sistema laboral”.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *