Increíble: Un linyera se metió a un quirófano en medio de una cirugía en el Hospital Fiorito de Avellaneda

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires del Hospital Fiorito de Avellaneda denunció que en medio de una cirugía el personal de quirófano “recibió la visita de un individuo totalmente ajeno al establecimiento”. Se trata de una persona en situación de calle que en reiteradas oportunidades había sido visto rondando los pasillos. Dicen que fue “la gota que rebalsó el vaso”.

Desde la CICOP alertaron que “no está garantizada la seguridad de los trabajadores de dicho hospital”. Además, denunciaron “la inoperancia de la Gobernadora María Eugenia Vidal y del Ministro de Salud bonaerense, Andrés Scarsi, para hacer frente a las reiteradas falencias que padece el sistema público de salud”.

La visita del linyera a un lugar que debería mantener un ambiente de máxima asepsia  fue retratada por personal de quirófano. “Parece surgido de una película de terror”, aseguraron los médicos.

Los profesionales advirtieron que el área de cirugía “debería ser de acceso restringido sólo a los trabajadores del quirófano” y subrayaron que “tal situación compromete la asepsia del sector y exhibe las graves falencias en la protección de quienes cumplimos a diario nuestras labores”. 

Además, señalaron que este episodio sucedió en el marco de un brote de infecciones intrahospitalarias producto de una bacteria multiresistente que pone en peligro la continuidad del funcionamiento normal de esta institución sanitaria.

 

https://platform.twitter.com/widgets.js

 

El presidente de CICOP del Hospital Fiorito, Aníbal Aristizábal, explicó: “Necesitamos que esta situación sea tomada como ‘la gota’ que puede rebasar el vaso de nuestra paciencia. No podemos esperar a que pase otro hecho como éste u otros peores como el ataque sexual padecido por una compañera residente del Hospital Evita Pueblo de Berazategui”.

“Con firmeza reafirmamos: No queremos tener miedo en nuestro lugar de trabajo. No queremos trabajar sin insumos, sin seguridad, sin la higiene necesaria. No queremos que nos violenten en cualquier servicio o guardia cuando no se puede dar respuesta a las demandas de la población, muchas veces, por las falencias del sistema de salud provincial”, sentenció.

CICOP ejecutó durante este año 30 días de paro que se hicieron sentir en los consultorios externos del Fiorito. Estas medidas de lucha fueron acompañadas con la instalación de carpas sanitarias, la colocación de múltiples pasacalles y la realización de volanteadas en la puerta del Hospital.

“Pese a ello, ninguna autoridad acusa recibo de nuestros reclamos que tienen que ver con los salarios devaluados, los rechazos arbitrarios de licencias médicas, la insuficiencia de personal e insumos para sostener el funcionamiento de servicios y la falta de higiene y seguridad en las instalaciones hospitalarias”, finalizó Aristizábal.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *