Insólito: un funcionario “ambientalista” impulsa la construcción de un country en la única albúfera del país

mayo 12, 2021 | Información General, Tapa

Este domingo, cientos de vecinos de Mar Chiquita realizaron una caravana para rechazar una nueva ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante local para habilitar la construcción del barrio privado “Lagos del Mar” en la albúfera, declarada reserva de biósfera por la UNESCO. Los vecinos apuntan contra el intendente Jorge Paredi y su secretario de Turismo Ambiente y Planeamiento, Marcelo Artime, un arquitecto marplatense que dirige una “Diplomatura en Diseño Sustentable”.

En diálogo con Todo Provincial RADIO, Guillermo Corrado, miembro de la Asamblea “Paremos el Desierto Verde”, relató: “Las situación viene desde hace varios años. En 2012 comenzaron con los movimientos de suelo a pesar de ser una zona protegida. En 2015 se judicializó y se frenaron las obras. La Municipalidad armó una ordenanza, se volvió a judicializar, en 2018 sucedió lo mismo y ahora se hizo una tercera ordenanza rezonificando toda la zona por lo que habilitaría la construcción de más barrios privados en la reserva”.

La albúfera de Mar Chiquita es una laguna conectada con el mar. Se trata de la única del país y una de las pocas del mundo. Los especialistas destacan que es una región de gran valor ecosistémico. La misma fue declarada por la UNESCO como “Reserva de Biósfera”.

“Quieren hacer un barrio privado en la zona de reserva. El pedido de rezonificación lo presentó Marcelo Artime, el secretario de Ambiente, Turismo y Ambiente del municipio. Fue un funcionario de Pulti en Mar del Plata  y está vinculado a emprendimientos inmobiliarios que ahora pretende traer acá”, apuntó Corrado.

El arquitecto Artime fue presidente del Concejo Deliberante de General Pueyrredon durante la gestión de Gustavo Pulti y además se desempeñó como secretario de Gobierno y también como titular del entonces Ente de Obras y Servicios Urbanos (Emsur). En 2017 encabezó la lista de Acción Marplatense en las elecciones legislativas.

Además, es delegado Rectoral de la Sede Mar del Plata de la Universidad Atlántida, donde ocupa el cargo de “Director de la Diplomatura en Diseño Sustentable”. En su cuenta de Twitter realiza posteos de corte ambientalista, algunos referidos a la propia albúfera.



Hace un año, Artime había negado el apoyo de la gestión de Paredial emprendimiento y dijo que la resolución del conflicto sería una “determinación exclusivamente judicial”. Sin embargo, a los pocos meses el municipio presentó una nueva ordenanza para habilitar la construcción del country.

“Esto no dejará nada en Mar Chiquita, toda la obra sería ejecutada por empresarios marplatenses. Ahora Artime impulsa un cambio en el Código de Ordenamiento Territorial y se reunió con el colegio de arquitectos de Mar del Plata. Vienen grandes empresarios a vendernos espejitos de colores pero ya sabemos el desastre que es Mar del Plata que tiene la tasa de construcción más alta del país pero también uno de los índices de desempleo más grandes”, apuntó el asambleista.

Y remarcó: “No queremos ese tipo de desarrollos para Mar Chiquita, son guetos para millonarios rodeados de bolsones de pobreza. La albúfera es el mayor patrimonio que tenemos, Lamentablemente eso no otorga un status legal. Esta obra sería un ecocidio terrible y así lo declaró la Universidad de Mar del Plata”.

Piden al gobierno provincial que vete el emprendimiento

Por implicar una modificación del uso del suelo, la ordenanza ahora deberá ser tratada por el gobierno provincia. “Nosotros reclamamos que la Provincia la rechace. Ya escribimos una carta que fue entregada en manos a Kicillof. También hemos iniciado algunos expedientes, por ahora el gobierno bonaerense no se ha expedido”, aseguró Corrado.

“La reserva llega casi hasta el faro Querandí, es una de las últimas zonas vírgenes de la Provincia. La albúfera guarda un montón de biodiversidad, muchas aves migratorias y peces. Tiene un valor biológico y cultural gigantesco. No hay ningún argumento válido para hacer un country. Además legalmente está protegida porque es una reserva”, cuestionó.

La votación en el Concejo dividió al peronismo local

La sanción de la ordenanza generó una importante división en el peronismo local. Su aprobación se produjo por desempate con la votación doble del presidente del cuerpo, Carlos Minucci.

Una de las concejales que votó en contra fue Teresa Vera del Frente de Todos. Luego, el Partido Justicialista local publicó un comunicando criticando la “falta de criterio” de la edil y reclamando “disciplina partidaria”, lo que generó un amplio repudio.

“La votación fue una vergüenza. No nos dejaron acceder al expediente, dos que habían votado en contra ahora se abstuvieron, dos faltaron y terminó igualados en 5. Terminó desempatando el presidente del Concejo. Claramente se está priorizando un negocio inmobiliario sobre todo lo demás”, apuntó el miembro de la Asamblea “Paremos el Desierto Verde”.

 

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

1 Comment

  1. Manuel martin

    Creamos Reservas precisamente para RESERVAR áreas naturales en las que se conserven muestras únicas de biodiversidad que permitan que la Naturaleza tenga un mínimo de resiliencia para regenerar el daño que estamos causándole.
    Ocupar esas áreas con nuevos emprendimientos inmobiliarios allí donde no existe necesidad alguna vulnera el derecho consagrado en el Art.41º de nuestra Constritución a las generaciones futuras.

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *