Información General

Fabricantes de silobolsas están saturados por la demanda y recién toman pedidos para julio

Published

on

Comenzada la cosecha gruesa el gran interrogante pasa por la estrategia que adoptarán los productores a la hora de liquidar sus granos. Todo Provincial se contactó con dos de los principales fabricantes de silobolsas y ambos informaron que por la alta demanda recién están tomando pedidos para mitad junio o comienzos de julio.

Aunque no será récord, la cosecha de maiz, girasol y soja de este año será muy superior a la de los últimos años marcados por la sequía. Sin embargo, para develar si esto se traducirá en un ingreso inmediato de dólares en las arcas del Banco Central habrá que esperar cuál será la decisión que adoptará la mayoría de los productores. Distintas entidades ruralistas vienen adviertiendo que la mega devaluación de diciembre ya no es incentivo suficiente para garantizar un buen ritmo de liquidaciones.

La otra alternativa que tienen los productores es acopiar sus granos a la espera de mejores condiciones que pueden venir por un aumento de precios internacionales (panorama que no se vilumbra), baja en las retenciones (que afectaría la recaudación del Estado nacional) o por una nueva devaluación del peso frente al dolar, lo que volvería a disparar la inflación. Otra alternativa sería una devaluación selectiva como fue el llamado «dólar soja» durante la gestión de Massa en Economía.

Todo Provincial consultó a Ipesa y a Thyssen por la demanda de silobolsas y en ambos casos señalaron que recién están tomando pedidos para dentro de varios meses. «Los productores hicieron sus encargos en febrero y marzo, ahora recién podemos hacer reservas para mediados de junio», explicó el encargado de ventas de Thyssen, empresa con filial en Saladillo.

De todos modos, en las agronómicas todavía se pueden encontrar silobolsas aunque los grandes productores recurren directamente a los fabricantes por una cuestión de abastecimiento y precio. El silobolosa de 9 pies por 60 metros tiene un valor de 560 dólares más IVA.

La gran demanda de silobolsas hace presumir que quienes tienen la espalda suficiente para aguantar van a demorar la liquidación de su producción. «El productor que tenga granos se va a sentar arriba va a vender lo justo, mínimo indispensable para pagar las obligaciones por insumos y alquileres. No están dadas las condiciones para vender», aseguró Soledad Aramendi, presidenta de la Sociedad Rural de Rosario.

El uso de los silobolsas con tecnología aplicada al almacenamiento de granos fue desarrollado por un grupo de empresas argentinas en colaboración con un equipo de investigación del INTA en la década del 1990. El objetivo era preservar y conservar forrajes para alimentación animal y se convirtió en un producto clave para el acopio de la cosecha.

Las bolsas plásticas presentan una tecnología muy dúctil, adaptable a distintas escalas agrícolas y con grandes beneficios. La bolsa más usada es la de 60 metros de largo y 9 pies de diámetro, con una capacidad de almacenaje de 200 toneladas de soja, maíz o trigo. Es un producto garantizado por 24 meses, siempre y cuando se cumplan con las recomendaciones de uso y mantenimiento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil