“Esto es más profundo que una prevención policial”, aseguró el intendente de Villa Gesell

El intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, aseguró sentir «mucho dolor» por el crimen de Fernando Báez Sosa (19), el joven asesinado a golpes a la salida de un boliche en esa localidad balnearia.

“Nosotros preparamos todo el año al municipio para que la juventud venga a disfrutar de la ciudad, no para que vengan a agredirse o a matar”, expresó el jefe comunal en declaraciones radiales en las que además apuntó que “este hecho lamentable y dramático para la familia y amigos de Fernando nos da mucho dolor”.

El jefe comunal recordó que “los chicos estaban en la discoteca, fueron separados y sacados a la calle”, apuntó que una vez en la vía pública los efectivos policiales

“Los volvieron a separar y debieron intervenir en otro hecho” y contó que “en 3 minutos agredieron nuevamente a Fernando y le dieron un golpe fatal”.

“A los minutos llegó la policía y ya no había nada que hacer porque el golpe que le habían dado fue tremendo y provocó su muerte”, describió.

Consultado sobre cómo evitar este tipo de conductas agresivas durante la temporada, Barrera sostuvo que “esto es más profundo que una prevención policial: debemos tomar conciencia como sociedad de que el alcohol en exceso produce efectos devastadores”.

El crimen de Fernando ocurrió el sábado, alrededor de las 4.50, a la salida del boliche «Le Brique», en la avenida 3 y Paseo 102, en pleno centro de Villa Gesell, donde el joven estudiante de Derecho fue atacado a golpes de puño y patadas que le provocaron la muerte.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios