Este jueves habrá un paro de trabajadores en todos los Casinos de la Provincia

Los gremios AMS y AECN lanzaron un medida de fuerza en contra del cierre de tres casinos anunciado por la gobernadora María Eugenia Vidal días atrás. Los trabajadores aseguran que las medidas favorecen a los bingos que son explotados por empresas privadas.

Vidal anunció el cierre de los casinos de Necochea, Mar de Ajó y Valeria del Mar, y también la sala de bingo de Temperley. Además adelantó que se llamará a licitación pública la administración de 3860 máquinas tragamonedas que funcionan en siete de los doce casinos provinciales. La medida fue anunciada como una forma de “reducir la oferta de juego” para luchas contra la ludopatía.

Esta medida es rechazada por los gremios que nuclean a los trabajadores del sector que este jueves realizarán un cese de actividades, con permanencia en los lugares de trabajo. Además habrá una protesta frente al Casino Central en Mar del Plata.

El secretario general de la Asociación Gremial Empleados Administración Maestranza y Servicios de Casinos (AMS), Roberto Páez, aseguró a TODO PROVINCIAL que las medidas de la gobernadora “favorecen a los bingos” y denunció una “mirada selectiva” porque “cierran casinos en localidades donde quedan abiertos los bingos, como Mar de Ajo y Necochea”.

“Después del anuncio de la gobernadora, el presidente de Loterías, Matías Lanusse, dio una entrevista en la que aseguró que no debería existir el artículo 37 de la Constitución provincial que impide la privatización del juego”, aseguró el titular del gremio AMS.

Y agregó: “Creemos que la vocación de este gobierno es privatizar el juego pero no puede porque tendría que llamar a una Constituyente para modificar la Constitución provincial. Entonces favorecen a los bingos que funcionan con licencias a cargo de entidades de bien público que tercerizan la actividad a terceros contratantes que son privados. En cambio los Casinos son enteramente del Estado”.

La mayoría de las ganancias del juego es concentrada por las máquinas tragamonedas. Durante 2017, los casinos ganaron 2050 millones con tragamonedas y sólo 500 millones con el paño. La mitad de la ganancia de las máquinas se la llevó el privado (Boldt) y la otra mitad el Estado. En cambio, los bingos están enteramente administrados por privados y entregan al Estado el 34% de las ganancias.

Con respecto a la continuidad laboral de los trabajadores de los tres casinos que serán cerrados, el dirigente gremial expresó: “Dicen que van a mantener todos los puestos pero es una verdad a medias porque en el caso de Mar de Ajó los compañeros deberán trasladarse todos los días 65 kilómetros a Pinamar y en el caso de Necochea tendrán que hacer 70 kilómetros hasta Miramar. Además nos afecta el cierre de casinos afecta nuestros sueldos porque se reduce el pago en concepto de propinas”.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios