El Tangazo del Fin de Semana: Di Sarli en Gimnasia y Esgrima, ¡Y sí!… “cada día toca mejor”

Por: Pedro Colombo (Escritor y periodista)

Si podríamos definir a una Orquesta Típica como modelo de tango clásico y distinto, por su expresividad milonguera, su envolvente sonoridad y su agradable rítmica –que magnetizan tanto a los bailarines como a los escuchas- mencionemos un nombre y apellido, con mayúscula: CARLOS DI SARLI. Su estilo deriva del melódico de Osvaldo Fresedo, el paradigma musical a quién admiró y por quién recíprocamente fue admirado.

En la Orquesta Di Sarli, resaltan su piano conductor de inigualable creatividad, presente en los bajos con bordoneos y en los agudos con adornos, para llenar las frases; los contracantos del primer violín y el empleo al unísono de las cuerdas, con prescindencia de los bandoneones como voz cantante, en suma: una emotiva estructura milonguera. 

Anibal Troilo fue su primer admirador. Se nos ocurre parafraser aquello de que si Gardel cada día canta mejor, es Carlos Di Sarli quién CADA DÍA TOCA MEJOR.

Reseña (*) Se abría la madrugada del 3 de octubre de 1946, cuando sonaban desde el palco del Club Gimnasia y Esgrima La Plata, las cadencias del pianista nacido en Bahía Blanca, con su prodigiosa mano izquierda, refrescando en olas musicales el calor del cemento y liberando el sentimiento del baile.  Lleno absoluto y consumición al mango.

La Orquesta que tocó en Gimnasia, se integraba con Di Sarli (piano, arreglos y Dirección); Roberto Guisado, Ángel Goicoechea, Alfredo Pérez y Antonio Rossi (violines); Félix Verdi, Domingo Sánchez,  Federico Scorticati, Roberto Mititieri y Ángel Ramos (bandoneones); Hamlet Greco (contrabajo); Jorge Durán (canto).    

Entre el repertorio interpretado, se incluyeron los cantables “Así era mi novia”;  “Cosas de tango”; “Porteño y bailarín”; “Hoy al recordarla”; “Clavel del aire” y “Duelo criollo”, con los instrumentales “La Cumparsita”, “Jagüel”, “El distinguido ciudadano”;  “El ingeniero”, “El Pollo Ricardo”  y “Champagne tango”, entre otros.

Nota Bene: Carlos Di Sarli nació en Bahía Blanca el 7 de enero de 1903. Falleció en Buenos Aires el 12 de enero de 1960. A Di Sarli se le conocía como “El Señor del Tango”. Por envidia e intereses, un representante de otras orquestas que no podían copar banca en la zona donde tocaba Di Sarli, lo tildó de mufa. La vida y la muerte son curiosas: la tumba del vil personaje está debajo de la de Carlos. ¡Más Señor que nunca! 

(*) Algunos datos fueron aportados al autor por Héctor “Pachín” Castillo, asistente al baile realizado en la institución mens-sana y admirador de Di Sarli y Rufino.

Di Sarli “Milonguero viejo”

 

Di Sarli “El distinguido ciudadano” Instrumental

 

 

 

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios