El Tangazo del Fin de Semana: Desde Pergamino nos mandan “El Dulce” con Pepe Basso

enero 30, 2021 | Turismo y Cultura

Por: Pedro Colombo (Escritor y Periodista)

El día 30 de enero de 1919, nace en la ciudad de Pergamino (Prov.de Buenos Aires) JOSE HIPÓLITO BASSO, (“PEPE” BASSO). Hijo de José Antonio Agustín Basso y Herminia Domínguez, habría de convertirse en uno de los pianistas, directores y arregladores más talentosos del tango. En el Club YPF lo disfrutamos a principios de los años ´60, en los carnavales que aún se animaban con grandes orquestas en vivo.

En la ocasión, el “Tata” Floreal Ruiz cantó “Tormenta”; “El motivo” y “Que me van a hablar de amor” y “Chocho” Florio “Mano cruel” y “Un amor imposible”. Basso arrancó con su carta de presentación: “Ahí va el dulce” e hizo “Nonino”, atenuando la vorágine con la obra de Piazzolla, cuyos tangos nadie supo recomponer a bailables como él.

De su Pergamino natal, digamos que estudió con Margarita Solano, graduándose –a los doce años de edad-  de Profesor Superior de Piano, Teoría y Solfeo. Su madre lo envió a perfeccionarse con Vicente Scaramuzza. Al año siguiente formó un cuarteto y a sus 17 años fue imposible detenerlo: ya integraba como pianista la Orquesta de José y Emilio De Caro. Su piano se afirmó con Francisco Grillo, José Tinelli, Antonio Bonavena (Tío de “Ringo), Anselmo Aieta y Alberto Soifer, director estable de Radio “El Mundo” y figura en “Ronda de Ases”. Allí lo fichó Anibal Troilo y lo llevó consigo en 1943, en lugar de Orlando Goñi. Fue mucho lo que aportó a “Pichuco”, desde su grabación inicial (“Farol”) y su primer arreglo (“Gime el viento”, con voz de Fiorentino).

En 1947 asume el desafío de fomar su propia Orquesta, integrada entre otros por Julio Ahumada, Eduardo Rovira, Francisco Oreficce y Rafael del Bagno, la cual debuta el 1º de octubre en el Marzotto. “Pepe” Basso mantuvo siempre una línea de equilibrio entre las exigencias bailables y los atractivos estéticos: su orquesta posee brillantez sonora y sabor inconfundible a TANGO. Tuvo grandes cantantes: Ortega del Cerro, Ricardo Ruiz, el “Tano” Fiore, Jorge Duran, Oscar Ferrari (en la foto), Floreal Ruiz, Alfredo Belusi y Héctor de Rozas, entre otros.  Grabó 221 tangos, 10 valses, quince milongas y una canción, además de 86 temas instrumentales. Como compositor le pertenecen  “Me están sobrando las penas”, “Rosicler” y “Mundana”. El 29 de julio de 1990, en el salón Dorado del Teatro Colón, le rindieron los merecidos honores. José Hipólito Basso, murió en Buenos Aires, el 14 de agosto de 1993.

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *