El Tangazo del Fin de Semana: Charlo con Grela, sabios en “Las cuarenta”

Por: Pedro Colombo -Periodista y Escritor

…“Y sé que con mucha plata uno vale mucho más”       

El 1º de agosto de 1940 se presenta “CHARLO” (Nombre real: Carlos José Pérez -con el falso aditamento “de la Riestra”) en el Cine San Martín, de La Plata. El notable cantante y compositor está acompañado por sus guitarristas Marcelo Robles, Avelino Casao y Alberto Iglesias. En el mismo año graba a dúo con Mercedes Simone el vals “Cuando no queda esperanza” y sigue presentándose con guitarristas, entre los cuales tuvo a los mejores, como Roberto Grela y Edmundo Rivero. 

Semblanza: Charlo nació en 1905 en la estancia “La Piedad”, cercana a Gualtreché, Provincia de La Pampa, donde trabajaban sus padres. Estos se radicaron en Puán, suroeste bonaerense, ciudad en la cual el niño cumplió sus estudios primarios y comenzó a mostrar su vocación musical.

 Ya con edad para el colegio secundario, es enviado a realizarlo en un internado de La Plata. Simultáneamente, en el Conservatorio “Santa Cecilia”, estudia piano y solfeo. Egresado, viaja con su familia a Buenos Aires y comienza la carrera de Derecho. Pero la abandona luego de un par de años, optando por desarrollar su fuerte vocación musical.

Se perfecciona en teclado, armonía, contrapunto y composición en el Conservatorio de Rafael Ortega. Con el profesor Oreste Castronuovo se especializa en acordeón a piano. Su bella voz de barítono con registro hacia el agudo, su pinta galana y su porte y actitudes de dandy, lo llevan a debutar en Radio Cultura en 1924. Canta acompañándose por su piano y al año siguiente graba para la Compañía Electra y para Victor.

Incorporado en 1928 a Odeón, canta con Francisco Canaro y Francisco Lomuto. En poco menos de una década era célebre, para muchos el cantante más importante después de Carlos Gardel. Su producción total abarca 1080 grabaciones.

En esta presentación, escucharemos a un Charlo maduro y siempre exquisito, en una de sus interpretaciones mayúsculas: “Las Cuarenta”, cuya letra –de clara influencia discepoliana- es del quilmeño Francisco Gorrindo y su música de Roberto Grela, quién acompaña al cantor). (Odeón 51740 19940 – 1955).   

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios