El Tangazo del fin de semana: Brian Chambouleyron en el  “Centro Popular Don Juan”  

noviembre 8, 2020 | Cultura, Turismo y Cultura

Por: Pedro Colombo (Escritor y Periodista)

El día 7 de noviembre del año 2015 (exactamente hace 5 años), se presenta en el “Centro Cultural Don Juan”, de calle 5 entre 69 y 70, el cantante, guitarrista y compositor BRIAN CHAMBOULEYRON. El apellido remite al “linaje francés” y es que el artista nació en 1964 en París, Francia. Trabajó como docente especializado en guitarra, para comenzar a incursionar en espectáculos infantiles (“El gato con botas” de Hugo Midón (1993-1994) y otras actividades ajenas al tango.

 

Una de sus creaciones que lo inclinaría por nuestra música ciudadana, fue el espectáculo “Recuerdos son recuerdos” (1997), junto con Rita Cortese y la platense Soledad Villamil, donde plasma el Buenos Aires de otra época; reafirmándose después en ese modelo con “Glorias porteñas” (1998). Fueron dos presentaciones muy bien organizadas, que lo inclinaron decididamente por el género.

Brian supo y sintió que era “su momento”. De técnica depurada y perfecto frasear, siguió con su esquema de trabajo artístico al montar “Patio de tango” (1999) y  “Tango, valses y milongas” (2000). Ha grabado con otros cantantes sobre la base de su inicial “Recuerdos son recuerdos”. Sus temas en condición de solista fueron impresos en el Sello Random Records.   

En el “Centro Cultural Don Juan”, Chambouleyron cantó acompañado por los guitarristas Lucho Guedes y Nicolás Ciocchini. Mostró un panorama de sus logros, destacándose “Aquél zorzal” (excelente tango de su autoría); “Clase de baile” (milonga de Abel Soria) y el vals de Discépolo “Sueño de juventud”, con un arreglo brillante en guitarra, entre otros.

El cantor es muy heterogéneo en el repertorio, luciendo en las letras rimadas como “Mi Negra”, intimistas como “Por la vuelta” y “Tu pálida voz” o las que exigen expresividad en el tono propio del reaje, como “Araca, corazón”. Sus recursos le permiten transitar también por el folklore. Reiteramos que en él prevalece lo técnico y juega con su trémula dicción, introduciendo muchas veces pasajes en su idioma natural.   

El ámbito muy bien diseñado del “Centro Don Juan”, atento a las manifestaciones de los nuevos artistas, contribuyó a fortalecer un vínculo estrecho entre sus asistentes y este “juglaresco” y prolijo cantor.

 

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *