El Tangazo del Fin de semana: ¡”Así se baila el tango”, con giros y trifulcas!

  Por: Pedro Colombo- Escritor y periodista

Un 25 Julio de 1947 se presentaba en el Cine Teatro San Martín, de La Plata, el cantor y flamante actor ALBERTO CASTILLO con su orquesta, dirigida por Enrique Alessio. Integra el espectáculo, su compañía de bailarines negros.

Presentado por su secretario Rodolfo Díaz Soler, el intérprete que siempre se la jugó “haciendo los tangos bravos y atorrantes que le gustan al pueblo” (como me dijo en una nota que le realicé a propósito de su último éxito con “Los Auténticos Decadentes”), estrena esta vez los tangos “Cosas de antaño” (Brameri) y “Viento en contra (Zagnoli y Martínez) así como el vals “Ahora tengo un amor” (Sciamarella).

A ellos suma al repertorio los clásicos “Chorra”, “Fea” y “Corrientes y Esmeralda”, como los candombes “Baile de los morenos” (Romeo Gavioli), “Charol” “Mariana” y “Café” (Osvaldo Sosa Cordero), entre otras. Pero el público le reclama, con repetición final, “Así se baila el tango” (Elias Randal y Marvil), grabado por Castillo con la Orquesta de Ricardo Tanturi en 1942.

Este tango solía generar trifulcas en los bailes, cuando el propio Castillo –con gestos de boxeo y su frasear compadrón) trataba de malos bailarines a los “pitucos, lamidos y shushetas” (engrupidos, de buena pilcha); y algunos -que se sentían aludidos- causaban líos, prontamente abortados.

Eran “efectos especiales” de tan singular artista, que tenía barra propia, capaz de llenar clubes y ordenar el corte de tránsito en las calles adyacentes.

En consecuencia y “como regresando” al ámbito del Cine San Martín de otrora, escucharemos “Así se baila el tango”, obra que puede asimilarse como “la didáctica del aprendizaje milonguero”.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios