El OPDS aplicará una multa de “hasta un millón” al hombre que pescó un delfín en Marisol

El Organismo provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) autoridad ambiental bonaerense informó que sancionó al pescador que en Marisol, playa de Coronel Dorrego, le capturó un delfín Franciscana y le sacó una foto por la que recibió un gran escrache en redes sociales.

Desde el OPDS comunicaron que el hombre fue localizado por los guardaparques que le labraron un acta de infracción. “Evalúan el monto de la multa que aplicarán, que puede llegar a un millón de pesos”, dijeron desde el organismo.

En la imagen difundida en Facebook, se puede ver el animal ya sin vida y lastimado, sobre un cuatriciclo que fue identificado y permitió localizar al pescador, un hombre de la localidad de Oriente.  “En las próximas horas, se dará intervención al área de Fauna de Nación entre otras medidas”, adelantaron.

“El delfín Franciscana es una especie en peligro de extinción protegida en la provincia de Buenos Aires y declarada Monumento Natural, que es la máxima categoría de preservación”, explicó Martín Boccacci, subsecretario de Planificación Ambiental del organismo ambiental bonaerense. 

La principal amenaza del Franciscana es la pesca incidental. Cada año entre  500 a 800 delfines mueren al ser atrapados por las redes en la provincia de Buenos Aires y unos 2000 en  toda su área de distribución. De persistir esta práctica, su población podría extinguirse en los próximos 30 años.

Por tal motivo, la Provincia lo declaró Monumento Natural (Ley 14992) para otorgarle  un resguardo legal y generar estrategias que aporten a su conservación. “Nuestros guardaparques cuidan las 27 áreas naturales y reservas, y también intervienen cuando hay especies protegidas afectadas, ya sea por caza, pesca o tenencia ilegal de fauna”, agregó Boccacci.

El hombre que pescó el delfín aseguró que lo había atrapado en forma accidental y que intentó devolverlo sin éxito porque el ejemplar estaba demasiado lastimado. Además, contó que se lo llevó a su casa, lo comió y tiró los restos al mar. “Acá nunca se controló nada y ahora a mí me vienen a ver como si tuviera un acto de depredación masiva”, reprochó el pescador en su descargo.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *