El hombre que pescó un delfín en Marisol se mostró “indignado” por el escrache y explicó lo sucedido

El hombre que pescó un delfín Franciscana en Marisol, partido de Coronel Dorrego, días atrás y que provocó una catarata de críticas en las redes sociales  polémica en las redes sociales luego de que se viralizara una fotografía del animal ensangrentado arriba de su cuatriciclo explicó lo sucedido en diálogo con la radio LU24 de Tres Arroyos.

Rubén Vicente, pescador nativo de Oriente pero pasa muchos meses en Marisol, relató: “Fui a pescar a La Boca lenguado como siempre y saqué una pescadilla. Al rato tuve un pique grande. Pensando que era una corvina, me llevó para el lado del río. Estaba solo yo, y estaba aclarando. Pelee un rato y cuando llegó después de 40 minutos medio cerca de la orilla no estaba bien el pescado y no lo pude sacar y a lo último lo saqué enredado en la bajada y enganchado. Pegó coletazos y traté de tirarlo al agua y encaró a la orilla otra vez, trato de dejarlo y tirarlo al agua dos veces, pasaron 10 minutos y lo dejé ahí y lo llevé”.

“Ni idea que era un mamífero y no es un delfín. Es de la familia y es un Franciscano. No es como dicen mató un delfín. Yo no pasee por el pueblo, lo llevé a mi casa y es lo que pasó”, agregó.

Se trata de un ejemplar de “La franciscana” o “delfín del Plata” (Pontoporia blainvillei), una especie de cetáceo odontoceto y propio del Río de la Plata y las costas del Océano Atlántico en Sudamérica. Los machos alcanzan 1,6 metros de longitud, y las hembras pueden ser mayores (1,8 m). Se encuentra en la lista roja de especies en peligro de extinción.

“Hace 3 días lo habían visto. Es un pescado que no sale a la orilla, en mi vida lo había visto. Cuando vi la cola pensé que era un tiburón y quiero aclarar que no es un delfín. Es de la familia, eso quiero que quede claro. Es un depredador y está en extinción, pero no fue la intención. La policía vino a mi casa, me presiona. Vino OPDS de La Plata a verme”, relató.

Afectado por la repercusión del hecho, el hombre dijo: “A mí me hizo mal esto. Lo tendría que haber traído escondido y dejarlo tirado, pero ya está. Lo comí y los restos los tire al mar. No tengo nada que esconder. Fue un accidente. No andaba nadie a las 7 de la mañana cuando lo traje del balneario”.

Sobre la foto del pez en el cuatriciclo aclaró: “No publique yo la foto. La saqué y alguien hizo daño y lo publicó. Yo no actué de mala fe, y salió enganchado. Ahora acá nunca se controló nada y ahora a mí me vienen a ver como si tuviera un acto de depredación masiva”.

Además desmintió haber arponeado el ejemplar y explicó que sangraba porque “tenía clavado dos anzuelos. Eso es todo lo que tengo pasa decir. Cuando vino OPDS a mi casa, me dijeron que les hubiera gustado corroborar y ver el estado del animal y saber por qué andaba ahí”.

“No me gustó como me trató la gente. Nadie salió a defenderme y todos hablaron sin conocimiento. Nadie sabe lo que pasó y no hay que hablar sin saber. La gente ha hablado gratuitamente y me han ensuciado sin saber lo que pasó. No fue adrede. Fue un accidente. Yo trabajo en el comercio y tengo una conducta intachable y me hicieron un daño tremendo; que se retracten, por hablar sin saber la situación. Me molesta el daño que me hicieron”, dijo indignado.

 

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *