Desesperado pedido de los padres de chicos que se quedan sin escuelas en el Delta

Sánchez Zinny dispuso el cierre de ocho establecimientos ubicados en distintas regiones del Delta. Los padres se oponen a la reubicación de los alumnos en otras escuelas que para llegar les llevaría dos horas de viaje en lacha y con trasbordos. “El ministro no tiene ni idea de lo que es la isla”, dijeron los padres al salir de la reunión con Zinny y en la que no obtuvieron ninguna respuesta

Este jueves un grupo de padres y alumnos de las ocho escuelas ubicadas en el Delta, partido de San Fernando, se reunieron con el director de Cultura y Educación de la Provincia, Gabriel Sánchez Zinny, donde le plantearon los inconvenientes que representa para la comunidad el cierre de los establecimientos.

“Nadie nos notificó nada, nos enteramos por las redes sociales”, dijo una de las madres en diálogo con los medios tras la reunión. “Lamentablemente nos vamos con las manos vacías porque el ministro no nos dio ninguna respuesta concreta.  Dijo que se iba a reunir con nosotros en la isla, pero no nos dijo concretamente que las escuelas se van a volver a abrir”, agregó.

Por otra parte, una abuela contó que se trata de establecimientos ubicados en diversos arroyos del Delta y afecta a unos 100 alumnos de la región. “Tengo cuatro nietos que van a la escuela que están enfrente de mi casa, ahora los quieren mandar a otra escuela donde van a tener que hacer dos horas de viaje y trasbordo. Dos horas para ir y dos horas para volver, esa sería la más cercana”, explicó.

IMG_0222

Por su parte el ministro prefiere usar la palabra “reconversión” y reagrupamiento, para justificar el cierre de las escuelas, un plan que además de las 8 escuelas del Delta afectará a unas 39 escuelas rurales de toda la provincia de Buenos Aires con el mismo justificativo.

Los padres no están de acuerdo con el cierre de las escuelas y afirman que los funcionarios no evaluaron todos los inconvenientes que generan estos traslados a través de largas distancias todos los días: “Nos dijeron que es mejor calidad para nuestros chicos que no haya poquitos que se junten en una escuela más grande. Nosotros creemos que la calidad es lo que las maestras les enseñan”.

“Nuestros hijos no son analfabetos porque los maestros se preocupan por ellos, los cuidan, les enseñan y también a toda la comunidad porque nos dan la posibilidad de acercarnos, de compartir las actividades recreativas con los chicos”, expresó una mamá y añadió: “Me parece que lo que ellos tienen es cero conocimiento de lo que es la isla. Cerrar una escuela en la isla perjudica a toda una comunidad”.

“Más allá de eso nosotros queremos que nos dejen nuestras escuelas, la mayoría de los papas nacimos ahí, nos criamos ahí, mandamos ahí a nuestros hijos y ahora nuestros nietos, queremos nuestro espacio. Queremos las escuelas del arroyo”, remarcó.

En tanto, los padres sostienen que el reclamo lo están llevando en forma conjunta con los docentes y ante la falta de respuesta por parte de las autoridades anunciaron que el día 5 de marzo van a estar presentes en sus establecimientos. “Vamos a seguir reclamando y el día 5 de marzo vamos a estar plantados en nuestras escuelas”, afirmaron.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios