Desde la CGT proponen “discutir un modelo productivo nacional” después del paro

La central obrera le puso fecha al paro para el próximo 6 de abril y a través del Secretario del Interior anunció que se le plantearán al Gobierno una serie de medidas para reactivar la producción.

Finalmente, el concejo directivo de la CGT se reunió ayer y acordó convocar un paro nacional para el 6 de abril que contará con la adhesión de las dos CTA. La medida pretende ser un llamado de atención al gobierno de Mauricio Macri en materia económica fundamentalmente.

En esa línea el dirigente de la UOM y Secretario Interior de la Central, Francisco Barba Gutiérrez, en dialogó con el periodista Fernando Navarro adelantó que concretada la medida se elevará a las autoridades nacionales una propuesta tendiente a reactivar la producción.

“El gobierno piensa que con esta teoría económica va a salir adelante, creo que tiene un error de diagnóstico y tiene una propuesta para un mundo que no existe, por lo tanto, está llevando al país a un callejón sin salida”, dijo Gutiérrez tras analizar el alcance de la última movilización que convocó a diversos sectores como la industria, los movimientos sociales y las Pymes.

En este sentido manifestó que existe una “Situación social muy tensa, producto de la situación económica”, y que “a la gente hay que decirle que después del paro hay que discutir un modelo productivo nacional”. “Ya se declaró la Emergencia productiva en Chaco para los trabajadores textiles, porque las empresas están cerrando producto de la caída de la producción, y sostenemos que debe haber una declaración de Emergencia productiva también a nivel nacional”, sentenció.

En cuanto al plan económico, dijo que la CGT cuenta con “una propuesta concreta” para cada sector y que uno de los pedidos será “declarar la emergencia productiva nacional arancelaria”, teniendo en cuenta los niveles de ingreso de productos importados. En esa línea propuso subir los aranceles para poder competir: “En el caso del Mercosur, tenemos un caso concreto, el gobierno puso cero aranceles, mientras que Brasil protege en un 35% su economía, que es cuatro veces superior a la nuestra. Es ilógico pensar que nosotros podemos competir con cero arancel”, señaló. En tanto agregó que “No es cierto que estén bajando los precios de la manera que plantea el presidente.  Entonces hay que poner barreras arancelarias, dentro de lo que es el marco de la OMC. Esto lo hacen todos los países”.

También el dirigente señaló que se planteará “poner Cupos de importación por producto”, ya que como contextualizó hubo una caída del mercado interno, producto de “una caída del poder adquisitivo del salario en el marco del “incremento de los precios de los productos de la canasta básica, del transporte y de las tarifas”. “Queremos un cupo a las importaciones y vamos a ir con una propuesta producto por producto”, dijo.

En cuanto a rubro automotriz, resaltó que una de las principales falencias es que “no se está cumpliendo con el Flex dentro del Mercosur”, es decir la proporción de intercambio comercial de ese sector acordado con Brasil. “Esto se corrige anualmente para que no haya desfasaje en favor de uno u otro mercado, pero el Ministerio de la Producción propone llevarlo a 5 años. Si en 5 años se favorece al país que exporta más sobre la Argentina, la Argentina deja de producir autos”, alertó.

“La economía no repuntó, al contario vine cayendo, sino no habría la impresionante manifestación de trabajadores frente al Ministerio de la Producción reclamándole al Ministro que cambien esta política”, agregó.

Asimismo, señaló que en diálogo con los empresarios, estos les plantearon que “no se puede producir con una apertura de las importaciones sin un marco de protección”, y debido a las altas tasas de interés: “hoy con una tasa de interés del 25% con un dólar anclado para abajo, no hay posibilidades de competir, y las inversiones no vienen, vienen al lebac, a las tasas de interés, la especulación financiera. Se van y nadie invierte productivamente, sino veamos Vaca Muerta, estpa bueno tenerla, pero hay que generar las condiciones de inversión para que se pueda explotar, producir y generar trabajo”, expresó.

Con respecto a esto último resaltó: “Desde la CGT no vamos a permitir ninguna flexibilización de la ley de convenios colectivos de Trabajo”. “Nosotros defendemos el trabajo, el salario, el mejoramiento de las condiciones de trabajo y de la tecnología que incorporamos”, dijo.

Consultado además sobre las paritarias en su sector, delantó que “la UOM va a pedir el 30% de aumento”. “Si aceptamos el 18% el sueldo del trabajador que ingresa estaría por debajo de la línea de pobreza, es decir que un trabajador va a ir a cumplir con un horario de trabajo para ser menos que pobre. Entonces para que el sueldo del trabajador metalúrgico esté por encima de la línea de la pobreza hay que pedir un 30% de aumento”, manifestó.

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios