Desde el FR presentaron un proyecto para que el Servicio Alimentario Escolar sea administrado por los municipios

El Frente Renovador en la provincia de Buenos Aires explicó, en conferencia de prensa, los lineamientos del Proyecto de Ley que impulsa el bloque de Sergio Massa sobre el Servicio Alimentario Escolar, el cual pasaría ser administrado por los municipios, es decir, se descentraliza los recursos por parte de la Provincia, y se establece por ley un órgano de control para controlar la ejecución de esos recursos.

“La idea central es que lo administren los municipios al servicio escolar, darle jerarquía de ley a la asistencia, y una vez implementado, crear un organismo de control de la ejecución de los recursos integrado por un miembro del Ejecutivo local y concejales de la oposición quienes fiscalizarán cada ejecución”, explicaron los integrantes del equipo de educación del Frente Renovador Pablo Garate, Diputado y Vicepresidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, Luciano Sanguinetti, Concejal de La Plata y Titular del Observatorio de Calidad Educativa, y Luciana Padulo, Consejera Superior de Educación de la Provincia.

Además, se actualizará el monto per cápita de cada niño o niña de acuerdo a los índices del INDEC con un régimen trimestral.

Asimismo, el tresarroyense Pablo Garate explicó: “La educación implica brindar una oportunidad igual a niños y adolescentes de posibilidades de inclusión social por lo que es necesario promover acciones desde las diferentes áreas de gobierno destinadas a mejorar las condiciones de vida de las familias con mayor vulnerabilidad económica para que pueda cumplirse no solo con el concepto de igualdad de oportunidades sino con el de posibilidades”.

“Y el SAE representa una instancia del proyecto educativo institucional”, continuó el tresarroyense Pablo Garate, “permitiendo la adquisición y modificación de hábitos para la construcción de una personalidad individual y social, como así también, resulta favorecedor de la inscripción, permanencia y promoción de alumnos en el sistema educativo”.

Durante la presentación, se hizo una radiografía sobre cómo la crisis afecta a los bonaerenses y en especial a los chicos en edad escolar. “En la provincia de Buenos Aires más de 1,8 millones de niños y niñas, la mayoría de los sectores vulnerables, se alimentan en la escuela. Esto confirma que hoy en día, el comedor escolar es un factor de atracción y retención de alumnos. Observamos entonces que en la Provincia de Buenos Aires 6 de cada 10 chicos que asisten a un establecimiento educativo lo hacen en una escuela pública estatal provincial y 7 de cada 10 de esos chicos reciben al menos algún tipo de alimentos. Lo que hay que tener en cuenta, es que para 2 de cada 10 de esos chicos el SAE le significa el almuerzo del día, es decir, comen en la escuela pública”, coincidieron Garate, Padulo y Sanguinetti.

En ese sentido, Luciano Sanguinetti expresó que: “Presentamos este proyecto de ley por medio del cual proponemos brindar una jerarquía normativa al Servicio Alimentario Escolar (SAE), respetando su espíritu, pero estableciendo nuevos parámetros para su regulación, optimización y eficacia con el objetivo de brindar asistencia alimentaria de calidad a las escuelas. El programa actual tiene cada vez más falencias que llegan a impedir el normal cumplimiento de sus objetivos iniciales”.

Para finalizar, Luciana Padulo manifestó que: “Es hora de respaldar los espacios legítimos de los niños, y fortalecer con recursos los lugares que aseguran sus derechos, no solo la educación si no a la alimentación, considerando la situación social actual que hace que los niños se refugien cada vez más en el ámbito de la escuela”, y continúo: “la ley propone elevar el monto de 23 a 72 pesos como es actualmente Capital Federal, la idea es al menos duplicarlo”

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios