Consejos para cuidar el auto frente a los cambios de temperatura

Los cambios de temperatura en las diferentes estaciones del auto no sólo tienen impacto sobre el cuerpo humano sino también sobre los vehículos. Las estadísticas demuestran que en durante los meses en que se producen las modificaciones más bruscas del clima se incrementan la demanda de talleres mecánicos, pero los especialistas aseguran que con prevención se puede evitar muchos de los problemas más usuales.

Con la llegada del verano, una gran cantidad de automovilistas se enterar de problemas en el sistema de aire acondicionado. Este es un ejemplo muy claro, pero también existen otros inconvenientes que suelen surgir en los vehículos por los cambios de temperatura. También sufren consecuencias los neumáticos, la batería que suele fallar con las primeras llegadas del frío, fallas en las bujías de precalentamiento y el motor que puede presentar un recalentamiento durante los días y horarios picos de calor.

Las altas temperaturas pueden producir los daños más graves. La mayoría de los problemas se localizan en el sistema de frenos, el radiador, los neumáticos y los líquidos. Por eso, recomiendan revisar estos elementos antes de dar marcha a los vehículos, aunque siempre lo más importante es contar con un buen seguro para autos.

Los especialistas señalan que se debe revisar el estado en que se encuentra el motor y todas las piezas básicas del funcionamiento del mismo. Esto es recomendable tanto con frío como con calor excesivo.

También se debe comprobar el estado en que se encuentra la batería. Esto es especialmente importante con el frío ya que trabaja más que en condiciones normales.

Otro elemento a tener en cuenta es la necesidad de revisar el estado en que se encuentran los neumáticos. Hay que ser especialmente cuidadoso con la profundidad del dibujo y con el estado de las cubiertas. También fundamental revisar la presión del aire.

Por otra parte, resulta clave revisar y reponer líquido refrigerante, tanto en días de calor como de frío ya que este líquido es también anticongelante. Para tener certezas sobre la calidad del agua de tu vehículo es aconsejable acudir a un lubricentro que cuenta con herramientas para medir la cantidad de refrigerante en el sistema y agregar más si hace falta.

Aunque no siempre es posible seguir este tipo de consejos, la realidad es que los días demasiado calurosos es mejor tratar de no usar el vehículo en horas cercanas al mediodía y sobre todo en lugares con mucho tránsito. Ante la primera señal de recalentamiento lo mejor es apagar el motor y pedir asistencia. Para evitar forzar el motor, durante días de alta temperatura es mejor conducir en forma suave y continua, evitando las aceleraciones y frenazo bruscos.

Aunque es una sugerencia obvia, siempre es necesario recordar la importancia de estacionar en lugares donde hay sombra al mediodía, no solo para evitar el desgaste de la pintura sino también para resguardar el interior del auto y de los neumáticos.

 

 

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios