Cómo cuidar y preservar tu ortodoncia invisible

julio 22, 2020 | Medios, Salud

Cepillar los dientes al menos 3 veces al día, usar hilo dental y enjuagues para potenciar la limpieza, reducir al mínimo el consumo de alimentos ricos en azúcares y visitar al odontólogo periódicamente son recomendaciones fundamentales para conservar una correcta salud bucal.

Pero para aquellas personas que tienen aparatos dentales, en especial las que poseen brackets invisibles, las tareas no terminan aquí. Ellos deben agregarle un item más a su rutina de higiene bucal: la limpieza de sus aparatos.

Este tipo de ortodoncia requiere que los usuarios sean muy minuciosos al momento de higienizarlas a fin de evitar problemas en los dientes y encías, cuidar la salud bucodental y preservar las férulas en perfectas condiciones, sin que se tiñan ni se opaquen ni que se deformen con el paso del tiempo.

Para que tu ortodoncia invisible se mantenga en buen estado es fundamental que no te olvides de retirarte las placas antes de comer y que, una vez que hayas terminado, te cepilles los dientes antes de volver a colocártelas.

Además, es recomendable que evites fumar e ingerir bebidas colorantes como té, mate, café, salsa de tomate, jugos en polvo y cualquier tipo de líquido que pueda teñirlas, haciendo que pierdan su propiedad de invisibilidad.

Otros alimentos a dejar de lado son los caramelos y los chicles, dado que el riesgo de que se adhieran a los alineadores es muy alto y a menudo no son fáciles de despegar. Como consecuencia, el material podría dañarse de manera permanente. Asimismo, podrían causar caries y debilitamiento del esmalte dental.

Para efectuar una limpieza adecuada de tu ortodoncia invisible es necesario que cepilles las férulas varias veces al día con un cepillo de cerdas suaves. Usá uno exclusivamente para este fin, no el mismo que usás para tu dentadura.

El cepillado se debe efectuar con agua tibia y jabón de Ph neutro, nunca con pasta dental, dado que el material podría deteriorarse. Es importante que laves toda la superficie, enfatizando en los huecos, en donde suele acumularse mayor cantidad de saliva. A continuación, enjuagala con agua fría para que mantenga su forma original.

Por último, cuando no la estés usando, guardá tu ortodoncia en su correspondiete caja. Los aparatos invisibles son muy delicados y cualquier golpe o caída puede dañarlos.

Recordá que la salud bucal es tan importante como la física y la mental. No la descuides.

Gracias a Cecilia quien trabaja junto a la Dra Alaya por brindarnos esta nota para nuestro portal.

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *