En la CIC denuncian pases a planta masivos de funcionarios mientras científicos llevan años precarizados

ATE provincia difundió documentos de nombramientos que demuestran ingresos masivos a la planta de la Comisión de Investigaciones Científicas de funcionarios que ocupaban cargos políticos y que con el cambio de gestión serían reemplazados.

En las primeras reuniones de la transición, el electo Axel Kicillof le pidió a María Eugenia Vidal que en el tiempo que le queda no haga nuevas designaciones, algo que además exigió la gobernadora a todos los municipios a través del pacto fiscal.

Sin embargo, en la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CIC) que preside Alberto Torres, dependiente del Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación a cargo de Jorge Elustondo, se iniciaron expedientes con nombramientos de más 30 personas entre las que se encuentran la secretaria privada de Torres y varios de sus asesores.

Desde ATE hicieron circula en el ambiente científico el expediente EX-2019-36444555-GDEBA-DSTYADCIC que demuestra la designación de 5 personas en la planta temporaria y el expediente EX-2019-36739375-GDEBA-DSTYADCIC para la designación de 29 personas en la planta permanente de la Ley N° 10.430.

Estos apurados pases a planta benefician a la secretaria privada y varios asesores del propio presidente de la CIC. “La predilección de Alberto Torres por sus asesores no sorprende ya que la provincia gasta alrededor de un millón de pesos mensuales para que el presidente de la CIC se encuentre bien asesorado”, señalaron desde ATE.

Y reprocharon: “Después de años de congelamiento de vacantes y ofrecimiento de retiros voluntarios con el objetivo de disminuir la cantidad de empleados públicos, resulta curioso este intento de incrementar más del 20% la planta de la Ley 10.430 del organismo”.

“Si los funcionarios mostraran el mismo interés por el sistema científico podrían incrementar más del 40% la cantidad de investigadores y más del 30% la de personal de apoyo, según se desprende de la cantidad de cargos presupuestados para el 2019 y no ocupados (se adjunta anexo). De los pocos científicos que han obtenido cargos hay algunos que hace más de dos años esperan su designación y en la CIC son muchos los que esperan sus promociones, algunos desde el 2016”, agregaron.

ATE además denunció que los expedientes iniciados para los pases a planta fueron realizados con la complicidad de UPCN y reclamaron que la CIC “tenga al personal científico como su principal objetivo”, que “todos los que hayan trabajado en forma precarizada deben ingresar a planta permanente” y que el Estado “deje de contratar personas sin estabilidad y las decisiones sean tomadas de cara a los trabajadores y no mediante pactos espurios”.

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios