CICOP con fuertes críticas al presupuesto 2021 presentado por el gobierno provincial

diciembre 2, 2020 | Medios, Salud

Por: CONSEJO DIRECTIVO PROVINCIAL CICOP

Comunicado sobre el presupuesto del gobernador Axel Kicillof para 2021, según la mirada de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), que representa a más de 13 mil profesionales de la salud pública bonaerense en los 80 hospitales provinciales y centros de salud, más hospitales municipales y el Hospital Posadas.


En la primera semana de noviembre ingresó en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires el proyecto de Ley de Presupuesto para el año 2021 enviado por el Poder Ejecutivo. En un año signado por la pandemia por Covid-19, con una referencia situada en el presupuesto de 2019 debido a no haber tenido desarrollo la discusión presupuestaria para el año en curso (2020 transcurrió con el presupuesto prorrogado del período anterior) y un sistema sanitario jaqueado por su debilidad estructural, la perspectiva para el próximo ejercicio debiera situarse claramente por encima de lo que ha sucedido en Salud en las últimas décadas.

Desde CICOP, venimos insistiendo desde hace varios años respecto a la necesidad de considerar a la Salud dentro de las prioridades, cuestión que no sucede desde hace décadas y que tiene a las consecutivas partidas decrecientes para el sector como la expresión más fehaciente, observándose que el área ha venido siendo una variable de ajuste. Un breve repaso desde el año 2003 a la fecha permite observar una sostenida caída en las mismas, que la llevan de 8,4 % en aquel año a la situación actual. Desde 2007, los presupuestos se han mantenido levemente por encima del 6 %, contribuyendo dramáticamente al grave deterioro del sistema sanitario que venimos padeciendo como equipo de Salud y población.  

Los presupuestos sanitarios de los últimos años han sido, en términos relativos, de los más bajos del país. El último presupuesto aprobado para Salud, en el año 2019, fue denunciado por nuestro sindicato como el más bajo en la historia sanitaria provincial, habiendo sido aprobado, como los anteriores, por la inmensa mayoría de las bancadas legislativas. El mismo, de un 5,5 % del reparto total, superó en porcentaje a la baja a todos los ejercicios anteriores, denotando una valoración de la Salud Pública que se correspondía con las políticas impulsadas por el gobierno de María Eugenia Vidal en sus cuatro años de gestión.  

La propuesta actual está presentada, en sus consideraciones políticas, con eje en la inversión en infraestructura y en áreas sociales, no estando mencionada en forma específica la Salud. El presupuesto total es de poco más de 1,9 billones de pesos para los diversos estamentos del Estado provincial, con una toma de deuda de unos 65.000 millones de pesos. Se anuncia un aumento real del 30 % para Salud en gastos no salariales respecto a 2019, llegando a $ 74.926 millones de pesos. Esta cifra, que incluye el año 2020 y la previsión para 2021, es claramente inferior a la inflación estimada para los dos años mencionados. Hay que mencionar que la inflación de 2019 fue del 53,8 % y que en 2020 llevamos acumulada al mes de octubre una suba del 26,9 %.

Volvemos a observar, como en años anteriores, un aumento sustancialmente mayor para Seguridad, con ejes en la formación policial y penitenciaria, infraestructura y equipamiento. Se propone para el sector mencionado el doble del incremento de lo que se presenta para Salud. Si se apuntara a resolver los problemas estructurales, agravados por la contingencia en curso, la Salud Pública debiera contar con una inversión notablemente superior, que implique un fortalecimiento del sistema y que aborde de una buena vez la crisis de recursos humanos en hospitales y centros de salud.  

Cuando se valora el desglose por áreas, a Salud le corresponden unos 117.651 millones de pesos, lo que arroja un porcentaje del 6,15 % en el reparto global, cifra levemente superior al último presupuesto de referencia, el de 2019. También hay que destacar la creación de 2.280 cargos para Salud, 146 en planta permanente y 2.134 en planta transitoria para pases de “becarios Covid”, sin especificación de ley. Al mismo tiempo, no se puede dejar de mencionar que para el área de seguridad se prevé la creación de 8.000 cargos de planta permanente.

La cifra destinada al área es claramente insuficiente, teniendo en cuenta el déficit crónico de personal, agudizado por las dificultades para reemplazar las vacantes ocasionadas por jubilaciones, renuncias y fallecimientos, así como la necesidad de avanzar en la determinación de los planteles necesarios, en un contexto de bajos salarios y malas condiciones laborales. El tremendo endeudamiento externo sigue condicionando fuertemente los recursos para las partidas sociales, requiriéndose políticas que inviertan ese orden de prioridades.

El análisis del proyecto arroja montos muy por debajo de lo que necesitamos. Muy lejos de los dos dígitos, porcentaje mínimo para una mejora en serio del funcionamiento del sistema, seguiremos padeciendo grandes dificultades y falta de recursos. En un marco de una grave crisis económica y social, profundizada por la pandemia aún en proceso, las políticas sociales debieran ser prioridad. Entre ellas, la Salud Pública requiere un mucho mejor presupuesto, que sea expresión de decisiones políticas que confronten verdaderamente las políticas erráticas que hemos padecido en nuestra provincia en los últimos años.

Como preocupación adicional, el artículo 66 del proyecto de ley presentado permitiría al Ejecutivo contabilizar como recursos propios el eventual superávit del IOMA al cierre del ejercicio financiero, alterando la propia finalidad de los aportes que realizan a la Obra Social lxs trabajadorxs del Estado bonaerense. De modo similar a la medida implementada en diciembre de 2017, se introduce una modificación a la Ley 6982 de IOMA, disponiendo de un dinero que pertenece a lxs afiliadxs.
Lxs legisladorxs cuentan con una nueva oportunidad de poner en la realidad todo aquello que han venido diciendo a lo largo del tiempo, en particular durante la pandemia. No habrá forma de proveer más recursos para el cuidado de la salud de la población si las partidas presupuestarias ni siquiera se acercan a las necesidades cotidianas. Lamentablemente, se repite una práctica que ha permanecido a lo largo de los años: no se consulta a las organizaciones de lxs trabajadorxs y no se modifica la matriz distributiva para que se invierta lo necesario en los servicios públicos.  
Como habitualmente, nos ponemos a disposición de quienes deben tomar las decisiones para contribuir con propuestas y aportes que ayuden a mejorar una proposición inicial que dista mucho de lo que debiera ser. Si la Salud es prioritaria, su presupuesto así debiera expresarlo. Si así no fuera, sólo estaremos ante otro discurso vacío y lejano de las necesidades sanitarias. CICOP se mantienen en estado de alerta y movilización para continuar reclamando el aumento presupuestario que corresponde.
 

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

PAMI dispuso un aumento para médicos de cabecera

PAMI dispuso un aumento para médicos de cabecera

“Los médicos de cabecera son la puerta de entrada a nuestro sistema de salud. Permiten brindar una intervención personalizada y adaptada a la necesidad de nuestros afiliados y afiliadas”, Indicó la directora ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich. El aumento para los...

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *