Canale cerró una fábrica de 70 años en Lavallol y sus trabajadores ya piensan en armar una cooperativa

noviembre 2, 2018 | Tercera Sección

Se trata de la fábrica metalúrgica de Canale ubicada en Llavallol, Lomas de Zamora, que desde hace más de 70 años produce los envases de hojalata para empaquetar distintos alimentos. La alimenticia decidió cerrar la planta en el marco de un proceso de quiebra que produjo unos mil despidos. Los trabajadores de la metalúrgica se resisten a perder sus fuentes laborales y analizan alternativas mientras mantienen un acampe frente al predio.

El delegado Nicolás Macchi habló con TODO PROVINCIAL y aseguró: “Nos llegaron los telegramas de despido a los 86 trabajadores pero el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por cinco días hábiles”.

Estos 86 despidos se suman a más de mil que ejecutó el Grupo Canale a nivel nacional. La empresa se encuentra en proceso de quiebra y su expediente lo lleva adelante el Poder Judicial de Catamarca, donde se encuentra la sede central de la compañía.

“Pretenden directamente cerrar la fábrica. Las llenadoras están en Mendoza y Catamarca pero en la de Mendoza ya decretaron la quiebra por lo que queda solo la de Catamarca”, detalló Macchi.

En una conferencia de prensa, los trabajadores que mantienen el acampe anunciaron que continuarán con la protesta contra los despedidos e hicieron saber que de persistir la intención de la patronal de avanzar con el cierre podrían optar por conformar una cooperativa y recuperar la fábrica bajo administración de los trabajadores. “Es una opción viable según la ley”, destacaron.

“Nosotros estamos buscando la forma de tener continuidad laboral como sea. Pensamos en distintas alternativas”, expresó el delegado a este portal y agregó: “Desde la UOM no nos están acompañando pero si toda la comunidad y distintos sectores”.

“Es un predio enorme, hay muchas naves productivas y de depósito. Hay muchas alternativas para pensar la forma en que podamos mantener nuestras fuentes de trabajo”, agregó.

Sobre la situación económica y la crisis que aduce la empresa para argumentar el cierre, Macchi aseguró: “Las ventas venían levantando y habían comenzado a exportar pero el problema es que tenían un tendal de deudas que no pudieron levantar. Esto fue una larga agonía, porque sabíamos de la situación financiera de la empresa. Así no se podía seguir, hacía tres meses que no pagaban”.

 

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *