CABA / Le llevaron el auto bien estacionado, les hizo juicio y se los ganó

febrero 21, 2017 | Medios

Ezequiel Martitegui es abogado de la ciudad autónoma de Buenos Aires y tras ser perjudicado por las grúas de tránsito, elevó a juicio su causa y el veredicto fue a su favor. La empresa concesionaria de grúas de tránsito, DACOTA S.A no podrá cobrar el acarreo y ahora deberá afrontar un juicio por daño moral, por haber estado un año sin resolver el conflicto y hacerlo perder la posibilidad de venderlo.

TODOPROVINCIAL dialogó con Ezequiel Martitegui, el abogado perjudicado por las grúas de la ciudad autónoma de Buenos Aires. “El 17 de Marzo cerca de las 20 hs dejé el auto en los parquímetros de calle Posadas al 1600 en CABA, el auto estaba perfectamente estacionado en uno de los puestos de parquímetros”.

“Llegue a las 22 hs aproximadamente y el auto no estaba, no había cartel alguno que indicaba que había sido remolcado por la grúa. Me dirijo a la playa de la grúa en Facultad de Derecho, el vehículo estaba ahí, no tuve posibilidad de hablar con nadie, simplemente me informan que el auto estaba sobre línea amarilla y tuve que pagar el acarreo $580”, relató a TODOPROVINCIAL el abogado Martitegui.

Al tiempo me llega la citación con un controlador de CABA por la multa- cuenta Ezequiel- “llevo la documentación que indicaba que había pagado el parquímetro y me ofrecen dejarme un llamado de atención pero el acarreo no me iba a ser devuelto. Ante esa situación, siendo abogado, pido que se eleve a juicio la causa, para lo cual tuve que hacer el escrito correspondiente”.

“Más tarde me llega la acusación del Fuero Penal, Contravencional y de Faltas, para lo cual tuve que hacer la correspondiente contestación, ofrecí testigos y pedí que citaran al oficial de tránsito”, expresa el damnificado.

Me fijaron una audiencia, empresó Martitegui a TODOPROVINCIAL “a la cual fui con mi testigo, el oficial no había ido, hablo con el juez y me informa que me iba a absolver”.

Con mucha bronca, el Dr. Martitegui concluyó “A todo esto; había pasado un año desde el hecho y casi pierdo la oportunidad de vender el vehículo porque me figuraba la infracción de referencia y ni el juzgado interviniente ni los controladores podían hacer nada, cuestión que no estaban al tanto para resolver en cuanto a sus conocimientos ya que asemejaban una multa a un embargo”.

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *