Advierten que cada vez más trenes descarrilan y piden que vuelvan los “catangos” que revisaban las vías

TODO PROVINCIAL Radio entrevistó al director del medio especializado Crónica Ferroviaria, Carlos Alberto Salgado, que habló sobre el estado actual de los trenes y expresó su preocupación por los descarrilamientos que ocurren “casi a diario” en todo el país.

“Con el estado actual de las vías, los trenes no pueden circular a más de 30 o 40 kilómetros por hora. Sólo en los corredores a Mar del Plata y a Rosario pueden levantar más velocidad porque fueron renovados. A Tucumán está tardando 31 horas y media. A Córdoba que son 600 kilómetros tarda 19 horas”, graficó el periodista y director del blog Crónica Ferroviaria que lleva más de 15 años informando sobre la actualidad de los trenes en el país.

“Están poniendo muchos más trenes de carga pero el problema es que se están usando las vías de hace 60, 70 u 80 años. Si le agregas tonelaje y no se le hacen mejoras ni se controlan las vías es lógico que los trenes descarrilen”, explicó Salgado.

Y recordó: “Antiguamente había cuadrillas de vía y obra, los famosos catangos. Estaban cada 50 kilómetros y antes del paso de cada tren mandan una zorrita con personal para corroborar el estado de la vía y luego, si estaba todo bien, despachaban el tren. Ahora no hay ningún control, ni siquiera cuando pasa un tren de pasajeros”.

En la década de los ´90, con la privatización de las líneas férreas las empresas redujeron considerablemente la cantidad de cuadrillas de vía y obra. Los “catangos”, peones de estas cuadrillas, se encargaban del mantenimiento permanente de las vías, revisando fijaciones, repasando tornillos de unión de rieles, revisando los alambrados para evitar la intrusión de animales de los campos linderos, entre muchas otras tareas.

“Ahora no se sabe si la lluvia movieron los durmientes o si alguien puso algo en las vías. En la década de los ’90, las empresas privadas sacaron casi todas las cuadrillas de vía y obras”, advirtió el periodista y agregó: “En este momento tomar personal es una inversión porque sale más barato pagar sueldos que un descarrilamiento que ocasiona pérdidas millonarias en mercadería, vías y material rodante”.

“Hay descarrilamientos casi todos los días, aunque no salen a la luz porque los trabajadores tienen miedo de perder sus puestos laborales”, alertó Salgado y continuó: “También hay mucha accidentología en los pasos a nivel. Todos los días hay choques de trenes con camiones, en la mayoría por responsabilidad de los choferes del automotor”.

Consultado sobre la política ferroviaria en los últimos años, Salgado comentó: “Nosotros fuimos uno de los primeros en manifestarnos contra el tren bala, porque el corredor no iba a ser rentable y ese dinero se podía invertir en los ramales troncales. También denunciamos la compra de material chatarra a Portugal y España”.

“Con Randazzo hubo un quiebre. Él fue el precursor de que se comenzará a levantar el sistema ferroviario”, destacó el director de Crónica Ferroviaria.

Respecto a la actual gestión, opinó: “En trenes de cargas se están siguiendo los postulados que dejó Randazzo en su Plan Quinquenal 2015 – 2020. En el Belgrano Cargas se empezó a cambiar la infraestructura de vías y está administración la continuó. En trenes de pasajeros se clausuraron muchos servicios”.

“El 30 de julio de 2016 hubo un choque en la estación Rawson de la Línea San Martín y la gobernadora suspendieron todos los servicios de Ferrobaires.  Luego se hizo el traspaso a Nación pero no se reactivaron. Solo funcionan los trenes semanales de SOFSE con las formaciones chinas que ya operaba el estado nacional. También está parada la compra de nuevo material rodante”, concluyó.

 

 

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios