A contrapelo de Nación, Provincia busca avanzar con la nueva Ley de Salud Mental

mayo 13, 2017 | Salud

La ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz,  encabezó el Encuentro Provincial de Adicciones y Salud Mental en Tandil, y defendió el enfoque que apunta a no abrir más manicomios, a las internaciones breves y al involucramiento de toda la comunidad para la integración de las personas con padecimientos mentales, en consonancia con la nueva Ley de Salud Mental aprobada en 2010.

Con la mirada puesta en generar un plan conjunto para la Provincia, el ministerio de Salud bonaerense reunió en Tandil a más de 45 secretarios de Salud, quienes firmaron el acta acuerdo para la creación del Primer Consejo de Salud Mental y Adicciones.

En sintonía con la ley de Salud Mental 26.657, que promueve los derechos de las personas y se opone a la creación de nuevos manicomios, la ministra de Salud bonaerense propuso trabajar en forma conjunta para conformar planes concretos, que tiendan a la implementación progresiva de esta norma.

La ley aprobada en 2010 se basa principalmente en el respeto por los Derechos Humanos, la autonomía de los usuarios del sistema de salud y la rehabilitación psicosocial. Esta ley se ha presentado como progresiva respecto a sus predecesoras, sin embargo no se ha implementado en su totalidad. Con el cambio de gestión fue designado como director nacional de Salud Mental y Adicciones, Andrew Blake, fuerte opositor de la nueva legislación.

Blake, psiquiatra proveniente del sector privado y antiguo empleado de la obra social OSDE y Swiss Medical, no sólo es defensor del sistema manicomial, sino que también se declaró abiertamente en contra del enfoque interdisciplinario planteado por la ley. 

En diálogo con TODO PROVINCIAL el presidente del Colegio de Psicólogos, Sergio Genchi,  consideró: “Vemos un gran retroceso. No hay recursos, ni tampoco una voluntad política. Esto tiene que ver con un modelo de país y de sociedad que se persigue. El secretario de Salud Mental es el doctor Andrew Blake, un ferviente detractor de la Ley de Salud Mental. Se está desplegando un andamiaje en contra de la ley”. El organismo reclama que psicólogos puedan concursar por las jefaturas de Salud Mental en los hospitales públicos bonaerenses, de acuerdo a lo que establece la ley, algo que busca impedir el Colegio de Médicos.

Sin embargo, en Tandil Ortiz mostró un apoyo claro a la desmanicomialización. “Debemos promover el cumplimiento de esta ley con dispositivos y experiencias que involucren a la comunidad, que garanticen que toda persona con padecimientos de salud mental tenga derecho a una atención sanitaria y social humanizada”, enfatizó Ortiz y recordó que el articulado de la ley exige promover el mantenimiento de los vínculos con las familias y el entorno, y crear dispositivos tales como casas de convivencia, hospitales de día y cooperativas a favor de la restitución a la sociedad de estas personas.

La ley apunta a que las internaciones ya no se realicen en neuropsiquiátricos sino en hospitales generales, y a que sean breves, fuera de la antigua modalidad manicomial basada en el encierro, la medicalización y el aislamiento. “En su artículo 14 la ley considera a la internación como un recurso terapéutico de carácter restrictivo, es decir que, para nosotros, la internación por causas de salud mental debe ser el último recurso”, enfatizó la ministra.

En ese sentido, contó que se conformó un equipo móvil, para capacitar y dar orientación a los médicos de guardia que reciben pacientes en situaciones de crisis por padecimientos mentales.

La Provincia aún cuenta con cuatro hospitales monovalentes, los neuropsiquiátricos Korn de Romero, Cabred de Open Door, Taraborelli de Necochea y Estéves de Temperley. “Son los que necesitamos reconvertir, en consonancia con la ley y los principios más modernos en materia de salud mental, que apuntan a las internaciones abreviadas en hospitales generales, y a fomentar estrategias de inserción de sus usuarios en la comunidad”, precisó el subsecretario de Determinantes Sociales de la Salud, Raúl Pitarque.

Los dos pilares de la nueva política de Salud Mental y Adicciones en la Provincia, explicó por su parte el director de Salud Mental, Adrián Trezza, “apuntan a la externación progresiva y sustentables en el tiempo, y para aunar esfuerzos en ese sentido es que convocamos y conformamos este foro de secretarios de Salud”.

Los expertos coincidieron en la necesidad de involucrar a las organizaciones de la comunidad para lograr la autonomía de las personas que estuvieron muchos años internadas e incrementar los espacios de capacitación, las casas de convivencia y otros dispositivos que ofrezcan atención interdisciplinaria.

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *