Para Cambiemos el turf puede subsistir con “recursos propios”

El senador bonaerense de Cambiemos Juan Pablo Allan expresó hoy que el proyecto que obtuvo media sanción “va en consonancia con los cambios en materia de Juego y de manejo de subsidios que impulsa la gobernadora en la provincia de Buenos Aires” y desmintió que por la eliminación del Fondo Reparador del Turf vaya a desaparecer la actividad hípica.

“Luego de 30 años de expansión del juego en la provincia, la gobernadora Vidal tomó una fuerte decisión con respecto a no favorecer ni ampliar el juego”, aseguró Allan y agregó: “El año pasado, por ejemplo se decidió el cierre de tres casinos y no extender la licencia de la única sala de Bingo que renovaba su contrato; lo que significó la salida de circulación de 300 tragamonedas”.

Este miércoles, el Senado bonaerense aprobó la modificación a la Ley del Turf que, entre otros puntos, propone la eliminación del fondo de reparación que sostiene a la actividad hípica con una parte de las ganancias que le dejan al Estado las máquinas tragamonedas.

 

ALLAN

“En casi ningún país el Estado subsidia esta actividad y la ley actual propiciaba la dependencia a la subvención”, señaló Allan y aseguró: “Nuestro proyecto contempla nuevas herramientas que le permitan a los hipódromos generar recursos genuinos”.

“El sector tendrá la posibilidad de explotar los derechos de imagen de las carreras tanto en el ámbito nacional como internacional, se los facultará para poder suscribir acuerdos para recibir apuestas por internet y desde el exterior, e incluso, desarrollar emprendimientos inmobiliarios en espacios ociosos como puede ser un paseo de compras”, detalló el senador.

Por otra parte, el legislador de Cambiemos reconoció que la actividad hípica es “un sector importante en el que convergen más de 20 actividades que generan empleo”, pero consideró que “tiene la capacidad de generar sus propios recursos para que de manera progresiva dejen de recibir subsidios y así poder aplicar esos fondos a otras áreas que tienen mayores necesidades”.

Allan, puntualizó “para nosotros los subsidios deben apuntar a resolver situaciones excepcionales, de emergencia, e ir acompañado de un plan para el progresivo retiro del mismo”, y agregó que “Esto no ocurrió en el caso del turf, donde el subsidio lleva 14 años e insume más de mil millones de pesos que podemos destinar a resolver otras situaciones críticas en la provincia”, concluyó.

 

 

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *