El “machirulo” de Tornquist: el intendente Bordoni suma varias denuncias por episodios de violencia

El intendente de Tornquist, Sergio Bordoni, quedó envuelto en un escándalo luego de una denuncia de la oposición en el Concejo Deliberante local que lo acusó por violencia de género por haber gritado e insultado hasta provocar el llanto a la secretaria legislativa del cuerpo, Valentina Niez, a quien además habría obligado a renunciar a su cargo en la Cooperativa Eléctrica. TODO PROVINCIAL accedió a dos denuncias previas que muestran el costado más violento del jefe comunal.

Las dos denuncias fueron radicadas en 2014. La primera fue realizada en abril por Anabella Odolina Madueña, que en ese momento era la secretaria de Obras de la Municipalidad. En su testimonio ante el jefe de la Policía Comunal, la arquitecta contó un altercado por el recambio de las luces originales del Concejo Deliberante local que era presidido por el propio Bordoni.

Madueña se sorprendió al ver que habían reemplazado las luces originales que eran parte del patrimonio cultural ya que habían sido instaladas por el famoso arquitecto Francisco Salomone. Según la ex funcionaria, Bordoni le contestó: “En el Concejo hago lo que quiero, me tenés podrido y no me rompas las pelotas”. Esa agresión fue escuchada por una gran cantidad de concejales y por la propia Valentina Niez que ya oficiaba como secretaria del cuerpo legislativo.

Más allá de la afectación del patrimonio cultural por parte de Bordoni, sin previo permiso del Ejecutivo, en la denuncia policial Madueña expresó “preocupación por la reacción impulsiva y agresiva” del presidente del Concejo y que hasta “temió una agresión física”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La otra denuncia policial con el jefe comunal de Cambiemos fue realizada en noviembre del 2014, por el subgerente de la sucursal local del Banco Provincia, Román Darío Barba, que relató una reacción violenta de Sergio Bordoni, que en ese momento era el tesorero del banco.

Barba relató que durante una evaluación del personal, Bordoni se mostró disconforme con la calificación que le habían puesto y  le manifestó: “Ustedes son una manga de soretes”, a lo que siguieron todo tipo de insultos y lo amenazó: “Te voy a moler a palos, te voy a cagar a trompadas”, y continuó: “Sos un cagón, no tenés huevos sorete, te voy a cagar a trompadas, sorete hijo de puta, te voy a agarrar afuera”. Además, el denunciante aseguró que un año y medio atrás había sucedido “algo similar”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *