2019 en la mira: Felipe Solá se mostró con Facundo Moyano y Guillermo Chaves en el día de la independencia

Dicen que la política se nutre de signos y el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires, sabe mucho de eso. Felipe Solá estuvo en el día de la independencia recorriendo con Facundo Moyano y Guillermo Justo Chaves (hombre de Randazzo) en la movilización opositora que se realizó en el obelisco. Sergio Massa hace rato que no se muestra  y desde el entorno sostienen que quiere ser candidato a presidente, pero que todavía prefiere quedarse callado.  

Nunca, hasta acá, Felipe Solá y Sergio Massa hablaron cara a cara de la apuesta presidencial del ex gobernador. Es la postal cruda de la frialdad entre ambos y pulso de sus visiones antagónicas: uno crítico y movedizo; el otro silencioso y replegado.

En una charla, Solá reprochó el mutismo del jefe del Frente Renovador. “Con todas las cosas que pasan en el país y vos no hablás hace 7 meses”, reclamó. El tigrense defendió su mutismo y dijo que opina a través de su bloque: hasta agosto, al menos, mantendrá su perfil bajo.

La distancia sumó, en estas horas, otro protagonista: Facundo Moyano, también diputado del FR, arrancó a caminar con Solá con inocultable coreografía electoral. Mientras que Guillermo Justo Cháves le da un vínculo político con Florencio Randazzo, con quien Solá tiene una excelente relación porque fue funcionario, a pesar que en su momento, lo acusaron a “floro” de ser quien entregó al ex gobernador en las garras del ex presidente, Néstor Kirchner.

Este lunes, fueron juntos a la movilización opositora en la 9 de Julio y más tarde se sumaron al homenaje a los 44 tripulantes del ARA San Juan que sus familiares hicieron en la Pirámide de Mayo.
Moyano Jr termina su mandato en 2019 y administra, aunque nada dice en público, la tentación de anotarse en la grilla de pretendientes a la gobernación bonaerense. Con ese plan se mueve Daniel Arroyo, su compañero de bloque.

Al igual que Solá, Moyano y Arroyo encarnan en el dispositivo Massa al sector que empuja la unidad panperonista. Eso contempla algo que el tigrense excluye de su menú: cohabitar un continente político y electoral con Cristina Kirchner.

El vínculo con Massa está congelado. Un episodio agudizó el malestar: el tigrense le pidió que vaya al encuentro de Gualeguaychú promovido por Miguel Angel Pichetto pero Solá se negó por sus diferencias con ese bloque “dialoguista” y por la resistencia de Massa a mostrarse.

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *