Incertidumbre por los puestos de trabajo ante la centralización de las imprentas estatales

A partir de la sanción de la ley de Ministerios las cuatro imprentas bonaerenses pasaron a la órbita del flamante Ministerio de Legal y Técnica a cargo de Fernanda Inza. Desde el Sindicato Gráfico Platense aseguran que es un achique encubierto de la planta acentuado por el vaciamiento y la tercerización de los últimos años

Al momento el Estado bonaerense cuenta con cuatro imprentas oficiales que funcionan en los diferentes ministerios: Economía, Salud, Educación, e Impresiones del Estado DIEBO. De acuerdo con el nuevo esquema, planteado a partir de la sanción de la Ley de Ministerios en diciembre último, todas pasaron a funcionar bajo la órbita de la ex secretaría de Legal y Técnica ahora con rango ministerial.

La cartera continúa en manos de Fernanda Inza quien ya empezó a digitar los primeros cambios tendientes a la concentración de las cuatro imprentas en DIEBO. Para esto nombró a Patricia Bonavena quien ya mantuvo una reunión con los cuatro Jefes de Departamento para coordinar trabajos. También se deshizo del director provincial Claudio Prieu y de la directora de Línea de Taller Silvia López, de más de 10 años de antigüedad, y todo parece indicar que la idea es nombrar a posteriori un único director de Boletín Oficial y uno de Taller como había sido antiguamente.

No obstante, la reestructuración se viene dando a cuentagotas ya que aún falta el decreto reglamentario que debe firmar la Gobernadora, y que va a determinar cómo van a funcionar las imprentas de aquí en más.  Sumado a esto, Inza sabe que en DIEBO carece de suficiente espacio para aglutinar las maquinarias y al personal, y asume que el traspaso puede superar los dos años que le quedan de gestión.

Mientras tanto crece la incertidumbre entre el personal afectado, ya que por lo pronto reina el caos administrativo con la supresión de directivos y a esta altura por ejemplo no hay quien firme derechos elementales para los trabajadores como el pago de horas extras o las vacaciones. En este sentido Marcelo Romigetti, secretario Gremial del Sindicato Gráfico Plántense, expresó que el secretario general del Gremio, Marcelo Alcobendas, pidió una reunión con carácter de urgencia para resolverlo, y sobre la reglamentación sostuvo:

“La reestructuración hoy es una incertidumbre para todos los compañeros, sobre todo por las fuentes de trabajo. Por esto desde el sindicato planteamos la necesidad de conocer el contenido del decreto y de participar de esta restructuración ya que desde nuestro lugar tenemos mucho para aportar”.

Además señaló que el vaciamiento histórico que vienen sufriendo con la falta de nombramientos y la tercerización de trabajos a empresas privadas no se ha revertido y tiende a incrementarse: “El Boletín Oficial no se imprime más desde mediados del año pasado. Además, teníamos 20 personas en comisión en DIEBO desde hace unos 5 años, de los cuales 14 debieron volver a su lugar de origen, sumado a eso se jubiló gente. Esto quiere decir que indirectamente se está dando un achique de la planta de personal y no vemos que el panorama vaya a cambiar en los próximos meses”.

Sumado a esto, los gráficos vienen de batallar durante dos años por el ingreso de 15 trabajadores a la Imprenta de Economía. El nombramiento fue uno de los últimos decretos que firmó el ex gobernador Daniel Scioli. Esto generó dudas en la gestión de Vidal que se tomó casi un año para comprobar que la mano de obra era necesaria en el taller y darle validez a la medida. Esto habilitó el ingreso de 7 aprendices al taller. Pero pasado el tiempo y conforme crecieron los reclamos, el gobierno decidió desconocer los nombramientos que quedaban por lo que al sindicato no que quedó otra vía que la judicialización.

A esto debe sumarse la voluntad del gobierno provincial de reflotar las jubilaciones anticipadas y los retiros voluntarios. “Espero que los compañeros no cometan el mismo error que en los ‘90, muchos se adhirieron y hoy quieren volver a trabajar y en este contexto es prácticamente imposible”, señaló Romigetti.

La equiparación salarial

Otro de los puntos importantes de la reforma que afrontan las imprentas estatales tiene que ver con el desfasaje salarial, ya que los trabajadores del Ministerio de Economía cobran una bonificación por blanqueo de Urpes que, pese a las gestiones, no pudo extenderse a toda la planta. En este aspecto afirmó que la ministro “se comprometió a mantener esta bonificación y nivelar para arriba los salarios de los gráficos, pero hasta que no se concrete no sabemos qué va a pasar”. “Por lo pronto sabemos que este año no va a ser porque el presupuesto ya se votó”, agregó.

El negocio de los boletines escolares

“Dicen que el ahorro no va a ser con los trabajadores, sino que se van a concentrar en que todos los trabajos queden en las imprentas del estado, pero no vemos que esto suceda”, dijo y citó por caso el largo reclamo sobre la tercerización de la impresión de los boletines escolares para los más de tres millones de alumnos que tiene la provincia. “Nos dijeron que iban a trabajar en el caso, pero estamos a casi fines de enero, ya los tendrían que haber pedido y no los pidieron”, remarcó.

Paritarias

Finalmente consultado sobre las paritarias para este año, sostuvo que aún no hubo una convocatoria para los estatales, pero rechazó de plano el aumento del 15% en cuotas y sin cláusula gatillo que lanzó el gobierno para sondear a los gremios.

En cuanto a las paritarias sectoriales, manifestó que el sindicato en el mes de octubre presentó el pedido de una bonificación especial para el sector del 80% del básico más antigüedad. Asimismo  pidieron que la suma sea “remunerativa y bonificable” para que incida en la jubilación: “Es la que tienen los gráficos de Economía, y todos tienen que cobrar igual porque la ley es una sola”, remarcó.

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *