25 de Mayo / para la Municipalidad la acacia negra es una “plaga” y quiere “erradicarla”

Desde la Municipalidad de 25 de Mayo informaron que la Secretaría de Producción se encuentra realizando trabajos para “erradicar” la acacia negra (Gleditsia triacanthos)” y describe a este árbol como “una plaga que  comenzó perjudicando a los productores ganaderos pero que actualmente se ha trasladado a los caminos y la amenaza sobre la agricultura es cada vez mayor”.

“Actualmente las tareas se están desarrollando en Agustín Mosconi  pero se está coordinando con las distintas delegaciones para realizar un mapeo de Acacio en los caminos rurales y establecer el orden de prioridad para las aplicaciones”, señalaron.

Desde la comuna informaron además que a fines del año 2018 se adquirió una maquina pulverizadora  con el fin de poder realizar las aplicaciones con mano de obra propia.

La Secretaría de Producción indicó que el control químico aumenta considerablemente la capacidad operativa. “Se puede aplicar vía aérea o con una aplicación terrestre o de mochila, mojando toda la planta hasta punto de escurrimiento”, detallaron.

En cuanto al momento óptimo de aplicación, manifestaron que se recomienda hacerlo en momento de activo crecimiento, es decir, cuando la planta está emitiendo brotes nuevos, primavera-verano, coincidente con el período de lluvias.

“El control es una inversión que permite recuperar el terreno perdido, agregar valor a la producción,  y lo más importante mantener caminos limpios con libre visibilidad y tránsito”, aseguraron.

“En el centro norte de la provincia de Buenos Aires la Acacia negra (Gleditsia triacanthos), conocida también como “acacia de tres espinas” o “corona de Cristo”, no es un problema reciente, pero sí cada vez más preocupante. Se trata de una especie de árbol caducifolio de la familia Fabaceae, de crecimiento rápido, que puede llegar hasta 20 metros de altura en menos de 40 años, con gran capacidad de rebrote por las raíces y resistente a la poda y a la sequía”, expresaron desde la comuna.

“La Acacia negra comenzó perjudicando a los productores ganaderos invadiendo praderas y disminuyendo su productividad. Actualmente su incidencia se ha trasladado a los caminos, y la amenaza sobre la agricultura es cada vez peor. Comienza invadiendo el lote a través de plantas aisladas para luego formar montes de difícil erradicación. El control mecánico tradicional, corte o labores mecánicas, como única medida, no es solución efectiva, debido a que la Acacia rebrota y el problema persiste”, concluyeron.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *