La Provincia avanza con un sistema de alerta de inundaciones

Con la adjudicación de las dos primeras etapas del Sistema de Monitoreo y Alerta Temprana desarrollado por la Autoridad del Agua, el organismo que preside Pablo Rodrigué, se avanza en la refundación de la red hidrometeorológica de la Provincia de Buenos Aires.

SMAT relevará, en tiempo real, el clima y el comportamiento y calidad del agua de las principales cuencas bonaerenses a través de sensores. El objetivo primordial es alertar a la población ante la inminencia de fenómenos meteorológicos adversos.

Las recientes adjudicaciones permiten que las empresas ganadoras comiencen a instalar en cada uno de los municipios las 135 estaciones meteorológicas que contempla el proyecto y que se inicien los trabajos necesarios en la zona norte de la Provincia para la ejecución y puesta en marcha de este complejo sistema.

En la primera etapa se instalará la totalidad de las estaciones y se colocarán sensores en las Cuencas Ramallo, Arroyo del Medio y Arrecifes. En tanto, la segunda etapa se desplegará en las cuencas Areco y Arroyo de la Cruz.

SMAT brindará información confiable y en tiempo real, que servirá no sólo para evitar o mitigar el riesgo en las ciudades y el campo, sino para la realización de obras hidráulicas, la gestión y planificación hídrica, y la optimización en la toma de decisiones del productor agropecuario y de todo el sistema productivo.

El SMAT prevé la instalación de nuevos PADS (Puntos de Adquisición de Datos), y los hay de dos tipos: por un lado, sensores que medirán la calidad del agua y el comportamiento del nivel de los ríos o afluentes de todas las cuencas de la Provincia de Buenos Aires; y por otro, las 135 nuevas estaciones meteorológicas que aportarán información detallada desde los municipios.

Los PADS trabajarán de manera integrada con los sensores ya existentes del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Instituto de Hidrología de Llanuras (IHLLA), para brindar información confiable y en tiempo real.

Los datos que los sensores obtengan se enviarán al Centro de Monitoreo y Control, que funcionará en las oficinas de la Autoridad del Agua. Allí, con el asesoramiento técnico de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia (CIC) se procesará la información recibida, que será insumo tanto para la ADA como para organismos municipales, provinciales y nacionales.

Además, se enviarán alertas para poder actuar en coordinación con instituciones dedicadas a la emergencia, prevención y difusión de información. El nuevo y moderno sistema de comunicación tiene un alto nivel de eficiencia y rendimiento, ya que está pensado para funcionar también en situaciones críticas de clima hostil.

Próximos pasos

El proyecto se emplazará sobre 15 cuencas. Estas dos primeras etapas, que comenzarán a ejecutarse en diciembre, se realizarán con fondos de la Provincia de Buenos Aires de, aproximadamente, 200 millones de pesos.

En la tercera, que se llevará a cabo gracias a  préstamos de organismos multilaterales de crédito,  la obra se extenderá hacia las Cuencas Salado, Luján y Reconquista. Junto con la cuarta, que comprende las Cuencas Arroyo Medrano, Maldonado, Matanza-Riachuelo, Río de la Plata, Samborombón, Mar Chiquita y Sur Provincial, se completará este ambicioso proyecto sin precedentes en el territorio bonaerense.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios